La Cámara de Comercio e Industria propone crear un fondo de ayuda económica para el sector

En un contexto complicado por los efectos de una pandemia que continúa, la Cámara de Comercio e Industria de Almirante Brown (CACINAB) presentó una propuesta para crear un fondo de ayuda económica para el sector. Si bien el distrito es uno de los que mayores aperturas registró en las últimas semanas, la situación sigue siendo dificultosa y la expectativa está puesta en lograr un repunte que al menos llegue a los niveles del año pasado.

“Estamos mejor que hace cinco meses a raíz de esa circulación que se ve, el consumo viene remontando muy lentamente pero hubo una caída muy importante respecto de 2019 que está cerca del 30 por ciento”, expresó en diálogo con El Termómetro el presidente de la entidad, Martín Cao.

Tras un año difícil y luego del cambio del Gobierno, prevalecía cierta perspectiva optimista y el panorama parecía encaminado a recomponerse. Sin embargo, la llegada del coronavirus impactó en todos los ámbitos y el comercial fue uno de los más golpeados. Por esa razón, ahora las estrategias están centradas en torcer el rumbo actual.

“A fin del año pasado jamás hubiera pasado esto, creíamos que se podía empezar a recuperar algo. Ahora, de máxima esperaríamos poder volver a los niveles de 2019, que tampoco eran una maravilla ,pero ya sería un poco a ser mejor

Frente a esto, el proyecto del Fondo para la Promoción y Asistencia a la Micro y Pequeña Empresa (FOPAM)  apunta a “tomar un mínimo porcentaje de la tasa de seguridad e Higiene para conformar un fondo de asistencia para pymes” que se podría utilizar en líneas de crédito, rondas de negocios y exposición, y capacitaciones”.

“Con el Municipio el trabajo fue muy bueno y en base a ese buen trabajo, nos atrevimos de hacer esta propuesta para que ellos evalúen. Ya se ha presentado el bosquejo al intendente (Mariano Cascallares) y al subsecretario de Comercio (Federico Sassone). Tendrán que evaluarlo y luego pasar por el Concejo Deliberante”, detalló.

En cuanto a los números concretos, en el centro de Adrogué “hay cincuenta locales que cerraron definitivamente”, un dato que representa un 15 por ciento de todos los comercios de la zona” y una pérdida de puestos de trabajo que se estima en al menos tres empleados por cada uno de esos locales. Otro dato preocupante es que de esos espacios que quedaron en alquiler sólo hay “tres o cuatro” que fueron solicitados para instalar un nuevo negocio.

“Lo que especulamos es que la recuperación va a ser lenta”, reiteró.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*