El matrimonio que se disputa la sucesión de Insaurralde

La Ley que puso límite a la reelección indefinida para los intendentes adelantó la discusión por la renovación de las conducciones municipales. Lomas de Zamora es uno de esos casos. Luego de once años de Martín Insaurralde (con un breve paso por la Cámara de Diputados), el segundo distrito más grande de la Provincia encarará un proceso de trasvasamiento generacional. Desde el seno de la gestión local, el matrimonio Daniela Vilar y Federico Otermin buscará hacer coincidir al peronismo tradicional y a la Cámpora para quedarse en el poder. La única duda es cuál de los dos será el candidato, ambos quieren la intendencia.

Así como Santiago Carasatorre formó a Insaurralde y lo transformó en uno de los intendentes más poderosos de la Provincia, Otermin es el “proyecto de Martín”. El actual Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia escaló fuertemente dentro de la estructura municipal. De manejar la imagen del Jefe Comunal y la relación con los medios se convirtió en uno de sus hombres de confianza. En 2017 esa confianza se vio reflejada en que su nombre ocupe un lugar en la lista de diputados por la tercera sección electoral.

Federico ofició de “vocero” para los Intendentes en el bloque legislativo que los representaba y que fue de crucial importancia para que la gestión de María Eugenia Vidal consiga las mayorías necesarias en la Legislatura. Su vínculo a La Cámpora, de la mano de su pareja, lo convirtió en un candidato ideal para conducir la actual Cámara Baja, puede responder por los intereses de ambos bandos del Frente de Todos.

En diciembre, en una de las últimas entrevistas que brindó al portal Política del Sur, Carasatorre destacó: “A Federico Otermín se lo puede definir como un hombre de ambos sectores. Es de Martín Insaurralde y por su juventud tiene muy buena relación con La Cámpora Lomas de Zamora. El que tiene que definir sobre qué lado está es él”. Y, aunque aclaró que lo ve “cómodo en ambos lados”, aseguró que lo sentía “peronista”.

Para muchos es un candidato puesto, y aunque tenga competencia dentro de la administración local, él ya camina el distrito con el traje de candidato. A pesar que sus tareas están en La Plata, el Presidente tiene tiempo de recorres fábricas locales, encabezar operativos en Villa Fiorito en el marco de la pandemia, o acompañar al Intendente en la visita de dirigentes nacionales.

Pero a pesar que Otermín tenga un pie en cada plato no es el candidato de la organización. Para La Cámpora la candidata en 2023 va a ser “la Negra”. Militante social, líder de la agrupación a nivel local, concejal entre 2015 y 2019, Daniela Vilar fue electa Diputada Nacional en las últimas elecciones en un lugar alto de la lista. En la Cámara baja del Congreso ocupa el rol que tenían Mayra Mendoza o Luana Volnovich, como una representante activa del ala de Máximo Kirchner y que sostienen un importante trabajo territorial.

Como su marido, Daniela también camina el distrito pero con una forma de construcción distinta.. Participa de actividades institucionales; tiene reuniones con dirigentes locales; levanta la bandera de las mujeres en el Gobierno y se apoya mucho en la actual intendenta de Quilmes. Asimismo, se muestra como articuladora de encuentros entre la Comuna y funcionarios nacionales, gracias a una ventajosa llegada.

Par algunos es sólo una estrategia, entre ambos representan a dos de los sectores más fuertes del Frente de Todos y así podrían evitar una interna contra competidores locales. Para otros son decisiones que los exceden. La realidad es que los dos quieren ser intendente de Lomas de Zamora y ya trabajan para eso.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*