Baratta: “Si la política se duerme en los acuerdos, en cuatro años podemos tener otra protesta policial”

Luego de una semana tensa en la Provincia por las protestas de efectivos de la policía bonaerense, el ex Sub Jefe de la Fuerza, Salvador Baratta, apuntó contra las gestiones de Daniel Scioli y María Eugenia Vidal por el manejo de la policía local,  se mostró en favor de sindicalizar la fuerza, remarcó que “si la política se duerme en los acuerdos en 4 años podemos tener otro acuartelamiento” y señaló que “para que no vuelva a pasar hay que hacer una restructuración seria de la bonaerense”.

En diálogo con El Termómetro radio por FM Secla, el especialista en seguridad recordó que en el años 2017 había advertido de esta situación: “advertí a la Gobernadora María Eugenia Vidal que le preste atención a la policía local porque era una bomba de tiempo. Lo hablé con Salvai, en una reunión personal, y se lo dije a Ritondo. Y ya lo había dicho 2013 en el concejo deliberante de Lanús, a los concejales del Frente para la Victoria y al entonces intendente Darío Díaz Pérez, que no podían ingresar a la fuerza 50 mil jóvenes sin ningún tipo de preparación”.

En la misma línea, criticó el concepto de la Local: “Qué esperaban al juntar 50 mil voluntades sin un mando vertical, sin conducciones intermedias y que el único jefe que tiene es el Secretario de Seguridad que sólo llega a la mañana saluda”, al mismo tiempo que aseguró que las medidas que tomó Vidal al respecto fueron “una mentira, hizo el traspaso a la bonaerense pero dejó a toda la gente bajo el mando de las secretarías de seguridad para no pelearse con los intendentes”

“Cuando advertís esto te tratan de loco porque cortas negociados, por eso el sciolismo y el vidalismo se tienen que hacer cargo. Las dos gobernaciones se tienen que hacer cargo del desastre que se armó”, sentenció Baratta.

Al margen de las falencias estructurales de la fuerza, el ex Sub Jefe de la bonaerense entiende que “la protesta es totalmente válida” y que “la única forma de protestar que tiene la policía para que le presten atención es acuartelarse pacíficamente”, aunque marcó una diferencia: “Lo que se vio esta vez, tomar móviles, ir a la quinta de olivo, redoblantes, parecía una protesta de la CGT”. Así como aclararía que le pareció “patético que vayan a la Casa del Gobernador y a Olivos. Los policías tenemos que saber que hay lugares que son emblemáticos para la democracia”.

“Nadie podía ir a poner orden ahí porque no entienden de la verticalidad. Eso se sintetiza cuando fue el Jefe de la Policía y uno le contestó ‘rescatate gato'”, destacó el Comisario General retirado.

Para Baratta, es el poder político quien “tiene que hacer una autocrítica” porque “cuando querés meter 50 mil policías para lanzar una candidatura a Presidente y no vez el quilombo que estás armando; porque si sos Gobernadora cuatro años y no puede ser que todo lo que hiciste fue armar una oficina en Asuntos Internos para seguir a los policías que se quejan en las redes y después le sacas el convenio con el Hospital Churruca”.

Es en base a esto, al analizar la protesta de los efectivos consideró: “En algún momento esto iba a brotar, brotó ahora porque estos chicos de la comunal se bancaban con el adicional, y como pasó en salud, que descubrieron que el sistema de salud es un desastre, como pasó con lo social que ahora se dan cuenta que el Conurbano está rodeado de villas, la pandemia también desnudó la situación de la policía que solo sobrevivían con adicionales”.

“Esta situación es cíclica, si te dormiste en el acuerdo en 4 o 5 años vamos a tener otro acuartelamiento. La última vez que se había aumento las horas cores en la policía bonaerense fue en 2013 cuando me acusaron a mi de la rebelión policial. Después algún iluminado dice que esta no es la forma de protestar, pero que me explique porque la policía no tiene sindicato, no nos sentamos en la mesa de la paritaria, el año pasado para no tener problemas con las clases Vidal le dio el 56 por ciento de aumento a los docentes y a nosotros el 22”.

En ese punto, Baratta se mostró a favor de la sindicalización de la fuerza: “Los que se oponen a la sindicalización de la policía son los Jefes que son corruptos que temen que el personal tenga un sindicato y los puede denunciar”. Y puntualizó: “Si armás un gremio y cortás la posibilidad de manifestarse armado y de cortar servicios, lo ponés en el estatuto y dejás claro que si se viola eso perdés la personería ¿no sería más fácil tener encasillado los reclamos? Cuando iban a hablar en la protesta no tenían con quien les pedían que hablen con todo, el reclamo era justo pero anárquico”.

Finalmente dejó una sugerencia para la gestión de Sergio Berni y Axel Kicillof : “tratemos que estas situaciones no vuelvan a pasar y para que esto no pase hay que pensar una restructuración seria de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, sino vamos a seguir emparchando”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*