La recaudación de la Provincia subió un 26 por ciento en agosto

En medio de la pandemia y un parate económico, la Agencia de Recaudación bonaerense destacó que en agosto los recursos de la Provincia llegaron a 38.827 millones de pesos, lo que representa una suba nominal de 26,1 por ciento en comparación con el año pasado. Aún sigue por abajo de la inflación. “El incremento estuvo impulsado principalmente por los impuestos sobre los Ingresos Brutos y Sellos, y es reflejo de la recuperación que comienza a mostrar la economía”, explicó Cristian Girard, director de ARBA.

“Para consolidar ese mayor nivel de actividad económica son fundamentales las políticas activas del Estado, tanto a nivel provincial como nacional, porque el rol del sector público es estratégico a la hora de fomentar la demanda e impulsar el crecimiento. Ese es el objetivo del programa de reactivación que presentó el gobernador Axel Kicillof para potenciar el desarrollo productivo bonaerense y proyectar un horizonte más allá de la pandemia”, resaltó Girard.

Si bien en términos reales los ingresos propios de la Provincia aún muestran resultado negativo, dado que su crecimiento está por debajo de la evolución de los precios, el director de ARBA subrayó que “hay una mejora evidente en la tendencia de la recaudación, en particular si la comparamos con la dinámica de los últimos meses, donde fue notorio el perjuicio provocado por la crisis sanitaria”.

Durante agosto, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos sumó 30.115 millones de pesos, con un incremento nominal de 29,7% respecto de 2019. Esa suba se vio atenuada por la política de reducción de alícuotas en los regímenes de recaudación que implementó la Provincia para asistir a pymes y otras empresas bonaerenses que sufrieron una caída en sus ventas, de manera de contribuir a disminuir su carga fiscal y ayudarlas a recuperarse.

En concepto de Sellos ingresaron el último mes $3.380 millones, que representan una suba nominal de 34,3 por ciento interanual. Esa evolución muestra la recuperación de la compraventa de automotores y la expansión del nivel de compra con tarjetas de crédito, un medio de pago que ganó preponderancia en el marco de las medidas de aislamiento social.

Por el Impuesto a los Automotores y Embarcaciones Deportivas se recaudaron en agosto $1.439 millones, que implican una caída de 7,7%. En tanto que todas las plantas del Inmobiliario sumaron $3.236 millones, con una suba de 35,6% respecto de 2019. Los planes de pago totalizaron $607 millones y otros ingresos tributarios aportaron $50 millones.

En cuanto a las variaciones en Automotores e Inmobiliario, cabe destacar que se explican fundamentalmente por la modificación que tuvo el calendario de vencimientos 2020, debido a la extensión en los plazos de pago que brindó la Provincia para que los contribuyentes pudiesen acceder a los descuentos por abonar en término.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*