Newsan: de bastión K a símbolo de la crisis macrista, ahora la cara de la recuperación albertista

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, encabezó esta mañana el lanzamiento de una nueva línea de fabricación de lavarropas por parte del grupo Newsan, en su fábrica de Avellaneda donde estaba la ex SIAM. Viejos conocidos del gobierno kirchnerista, que tiene como accionista mayoritario al millonario Rubén Cherñajovsky, el grupo hizo bandera en 2014 al quedarse con la quebrada cooperativa de los ex trabajadores de Aurora Grundig; la misma fue símbolo de la crisis macrista y en 2018 despidió 165 trabajadores y paralizó su producción. A pesar de no haber señales de reactivación económica, hoy vuelve a ponerse a la cabeza para ser la cara de la recuperación albertista.

“Necesitamos que los empresarios confíen en el país para darles las mejores condiciones para que inviertan, promoviendo al mismo tiempo un sistema de justicia social para todos los argentinos”, señaló esta mañana el Mandatario en videoconferencia desde la Quinta de Olivos, a los dueños de la empresa.

La elección no fue casual, Newsan tiene una historia cercana al kirchnerismo. Pilisar S.A., la empresa de Cherñajovsky, en el año 2012, se quedó con la fábrica de las heladeras SIAM, luego que se declarara en quiebra la Cooperativa de Trabajo Industrial Argentina Metalúrgica, surgida tras el cierre de Aurora Grundig en 1997. El predio había sido declaro de sujeto a utilidad pública y en 2005 a través de una ley de expropiación cedido a la Cooperativa. Siete años después el Gobierno de Daniel Scioli modificó esa ley para otorgarle la fábrica al grupo Newsan.

Así como recordó esta mañana le intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, en 2014, la empresa recuperó la producción de las históricas heladeras. Con la cesión del terreno la Ley exigía inversiones en maquinaria y producción por cerca de 30 millones de dólares y la contratación, en tres años, de 600 empleados (inicialmente comenzaba con 350). Esto nunca sucedió y tampoco hubo reclamo por parte del Estado bonaerense.

“No existe otro modelo para desarrollar la industria que aquel en que los trabajadores cuentan con salarios que acompañan la producción y permiten adquirir los productos que se hacen en la Argentina”, aseguró el Gobernador Axel Kicillof esta mañana, al acompañar al Presidente, también por streaming.

En 2018, sin inversiones y sin nunca haber llegado al número empleados solicitados por la Ley, Newsan despidió más de cien trabajadores de su planta de Avellanada. Con los nuevos aires macristas no prosperó la producción local, por lo que el grupo decidió producir cada vez menos y comenzar a importar los productos para la venta. Ese año la producción de heladeras se redujo a la mitad. El gobierno de María Eugenia Vidal miró para otro lado y jamás se ocupo del tema; la UOM liberó la situación a pesar de que eran empleados metalúrgicos porque tenían una comisión interna de izquierda; hubo un intento de intermediación por parte del Ejecutivo Municipal que conduce Jorge Ferraresi, pero sin éxito.

Tras sucesivos fallos judiciales la empresa tuvo que restituir en su puesto de trabajo a 7 trabajadores, entre ellos una de las delegadas que habían sido irregularmente despedidas.

La economía del grupo no se vio afectada. El anuncio de la inversión de 10 mil millones de dólares para la producción de una nueva línea de lavarropas se hizo en noviembre pasado, luego de la victoria de Alberto Fernández en las elecciones generales. Junto con TN & Platex, el grupo Newsan fue una de las primeras empresas que salió a anunciar un apoyo a la nueva gestión a través de inversiones.

Por eso, hoy Alberto les agradeció enfáticamente “por seguir creyendo en la Argentina”, y aseveró: “Es muy importante seguir contando con empresarios que apuestan, que crean y que producen, que exportan en la Argentina porque ese es el modo en que el país se va a poner de pie”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*