“Si esto sigue así colapsa todo el sistema sanitario”

El Hospital Interzonal de Agudos Evita de Lanús quedó en medio de una polémica esta semana por la situación de insumos para trabajar. El nosocomio es uno de los principales laboratorios de análisis de test de coronavirus de la región y quedó sin reactivos la semana pasada. Asimismo, y en línea con lo que ocurre en otros centros de salud, 78 trabajadores entre médicos y auxiliares están aislados y el servicio de Terapia Intensiva quedó solo con 7 médicos, por lo que comenzaron a derivar pacientes. Para el director general del establecimiento, Javier Maroni si no baja el nivel de contagios “colapsa todo el sistema sanitario”.

La falta de reactivos para el robot que tiene el laboratorio comenzó la semana pasada e hizo preocupar a los actores del oficialismo local. El edil Omar López presentó un proyecto en el Concejo Deliberante de Lanús para que la Provincia solucione rápidamente los problemas que tiene el Hospital Interzonal.

“El Hospital no viene de ahora con este nivel de carencia. El hospital es interzonal ,tiene cerrado servicios porque la datación de profesionales y auxiliares está diezmada por la cantidad de contagios. Y esta situación se ha agravado con la falta de reactivos, la última entrega fue el sábado pasado. El Municipio y el resto que llevan ahí (los test) ese fue el último día que pudimos hacerlo y hoy tenemos que llevarlos a La Plata”, contó López a El Termómetro radio en FM Secla.

Asimismo, el edil puso el ojo sobre la falta de personal: “entre los cirujanos hoy hay un 60 por ciento menos de personal. Hay unas 80 personas que no están yendo a trabajar. Hoy hay un kit (de seguridad sanitaria) por persona”. El dirigente peronista de Cambiemos aclaró que esta no es una crítica al Gobierno bonaerense, sino una forma de anoticiarlos de algo que puede ser un problema: “Deseamos que el Gobernador tome cartas en el asunto, somos colaboradores y no queremos que se le escape nada”.

Con algunos datos en común y para aclarar algunas de las cuestiones, el director del Hospital Evita, Javier Maroni, brindó detalles sobre la situación del nosocomio. Sobre el faltante de reactivos, explicó: “nuestro laboratorio es central, tiene las mismas características que el del Malbran, y estuvimos desde el comienzo haciendo los análisis. Esto es porque tenemos un robot que nos permite analizar cien muestras simultáneas. Este robot necesita unos reactivos que son importados y que llegan al país cada 40 o 45 días. Sin ese robot se analizan las muestras manualmente. Con el robot analizamos 280, 300 muestras diarias sin él unas 100”.

En detalle, aclaró que el Evita analiza los teste del Municipio de Lanús, Hospitales de la Zona y clínicas privadas de la Ciudad de Buenos Aires, al bajar el nivel de análisis, solo están analizando los de los Hospitales cercanos. Esperan que el próximo martes lleguen los reactivos faltantes.

Maroni negó falta de insumos de protección de los trabajadores y aseguró que hay superávit: “el Gobierno los fue a busca al otro lado del planeta”. Y confirmó que son 174 los trabajadores que se contagiaron desde el inicio de la pandemia y que hoy hay 78 aislados. “Hay un problema burocrático con la ART de la provincia, que es privada, que a pesar que muchos trabajadores tienen alta médica, la ART no las firma y no pueden volver a trabajar”.

Con preocupación, el Director del Hospital Interzonal Evita relató que tiene una ocupación de camas del 95 por ciento y que por la falta de personal están derivando pacientes de terapia intensiva: “de los 18 médicos que atienden se infectaron 11. Con siete trabajadores no podemos dar una prestación de calidad, por eso pedimos las derivaciones”. Y recordó que la Provincia todavía tiene un 63 por ciento de ocupación por lo cual hay camas libres.

En línea con el discurso del ministro Daniel Gollán, Maroni coincide que “si esto sigue colapsa todo el sistema sanitario. Está colapsando el sistema de salud privada de la Cápital, puede colapsar todo. Las camas son finitas, no se puede poner un paciente arriba de otros. Hay que trabajar sobre lo que se puede evitar, las reuniones, los cumpleaños, el resto es una batalla perdida, porque las pandemia matan gente y nosotros tenemos que trabajar para que se muera la menor cantidad de gente posible. Ahora se viene una brava, porque 6000 casos por día es complicado, porque el virus tiene una alta tasa de contagiosidad, cada una puede contagiar a cuatro. Esta situación va a impactar en el sistema de salud”.

Omar López, concejal de Cambiemos Lanús:

Javier Maroni, director del Hospital Evita:

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*