“Si seguimos subiendo los casos, creo que esta apertura se corta”

Luego de un día con record de casos positivo de coronavirus, Gabriela Piovano, infectóloga del Hospital Muñiz, aseguró que preocupa el número aunque consideró que “si no se cerraba, hoy podría haber más de diez mil casos y estaría saturado el sistema de salud”.

“Creo que si hay que preocuparse, el hecho de haber cerrado el 1 de julio seguramente evitó que tuviéramos números de diez mil o veinte mil casos” aseguró la médica y agregó que al tener ahora esta apertura escalonada ven que ha habido un relajamiento grande “y eso preocupa más todavía”.

“Con esto de que se había cerrado, se logró desagitar bastante el sistema de salud, que es lo que nos preocupa, poder atender a todos (…) aflojó un poco, pero si subimos a ocho mil o diez mil casos por día va a ser muy difícil sostener la atención de todos” afirmó. “Uno esperaría que en estos días bajen un poco los números, lo que se está viendo ahora se testeó hace varios días, y al testear más gente se acumula la demanda del insumo, entonces se retrasan los resultados”.

Piovano no descartó que las cifras comiencen a bajar en los próximos días pero advirtió que “la cuestión individual es importante” y será esencial ver qué va a pasar. “Si seguimos subiendo creo que esta apertura se corta”, expreso. “Me parece raro que no se haya reflejado un descenso, es verdad que cuando se cerró hubo acatamiento los primeros días, pero los últimos siete la gente empezó a no respetarlo, nos alarma por la propia gente, apelamos a la responsabilidad individual”, insistió.

La doctora del Hospital Muñiz sostuvo que “si esto se desmadra,va a haber que volver para atrás y el Gobierno va a tener que ponerse estricto porque si no se satura el sistema de salud”.

“Estoy alarmada porque hace cuatro días que espero que esto baje, igual que no sean números más altos es porque sirvió” destacó y remarcó que “hubo un respiro para el sistema que venía a chocar y se frenó”.

Respecto a lo que ocurre con los testeos, Piovano sostuvo que “cuando se criticaba que no se testeaba los positivos eran de un 20% y llegó a un 5% que era muy positivo, pero cuando empiezan a surgir los problemas en geriátricos y villas te dan un 80% ahí te quedas corto con los test (…)” “Cuanto más test se hagan, mas va a escasear el insumo y mas cuesta la logística (…) Lo aceptable para testear bien es que te de un 10% de positividad, es insuficiente por la cuestión de los recursos y la logística”, concluyó.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*