El Ministerio de Salud realiza un operativo en Villa Azul para detectar personas con anticuerpos

Se hacen análisis que también permiten identificar potenciales donantes de plasma y conocer mejor el comportamiento del virus. Participó el viceministro Kreplak y la subsecretaria Ceriani.

El ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires comenzó hoy una prueba piloto en el barrio Villa Azul de Quilmes donde hubo circulación comunitaria de coronavirus, para detectar qué población desarrolló anticuerpos contra el virus, observar el comportamiento viral y proponerles a quiénes puedan hacerlo que donen plasma para tratar a otras personas que cursan la enfermedad.

El operativo en esa barriada que habitan unas 5 mil personas se inició hoy con la presencia del viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, y concluirá mañana, cuando se obtenga el resultado de anticuerpos de una muestra representativa de 320 habitantes, a los que se les extraerá unas gotas de sangre de un dedo para su análisis.

“Desde el inicio de la pandemia hisopamos a 630 personas de Villa Azul de los cuales 336 dieron positivo para COVID-19”, explicó Leticia Ceriani, subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del ministerio de Salud bonaerense quien también participó del operativo junto con el secretario de Salud de Quilmes, Jonatan Konfino.

Ahora, agregó la funcionaria, “comenzamos esta prueba piloto que también se extenderá a otros barrios vulnerables de la Provincia, no ya con un fin diagnóstico, sino de investigación, vigilancia y seroprevalencia de anticuerpos para SARS-Cov2”. Es decir que esta iniciativa permitirá conocer mejor cómo se comporta este nuevo virus pandémico, observar en qué proporción resultó asintomático, en qué sectores del barrio circuló, reforzar los cuidados donde haga falta y reconocer potenciales donantes de plasma.

Desde la cartera sanitaria que conduce Daniel Gollan se explicó también que en los estudios epidemiológicos realizados hasta el momento en colaboración con grupos de investigación y en base a los consensos publicados por la OPS/OMS se da cuenta de que la presencia de anticuerpos específicos para SARS-CoV-2, el virus causante de COVID19, no permite descartar la presencia del virus ni la imposibilidad de una nueva infección, por eso en este contexto, los resultados obtenidos estarán dirigidos fundamentalmente al estudio de la seroprevalencia en esas poblaciones.

SABER MÁS PARA ACTUAR MEJOR

La OMS recomienda el uso de estas pruebas sólo en contexto de investigación: los estudios sobre la dinámica de la respuesta y producción de anticuerpos durante las diferentes fases de la infección pueden aportar información valiosa sobre la enfermedad en nuestra población y conocer cómo ha circulado el virus en aquellos lugares.

Ceriani explicó que “en estos meses se han realizado búsquedas activas de casos en barrios vulnerables como Villa Azul, a fin de realizar la atención y el aislamiento tanto de los infectados como de sus contactos estrechos para poder controlar la circulación del virus”. Y agregó que “la situación de estas poblaciones constituye un foco de interés especial, ya que estos barrios cuentan con indicadores de riesgo y la presencia de un número elevado de casos aumenta aún más el estado de vulnerabilidad de esta población”.

Finalmente, explicó que la preocupación por el estudio del comportamiento de la infección en estos lugares “es fundamental para la toma de decisiones de los casos individuales y su entorno como para el conocimiento de la infección a nivel comunitario”.

El operativo de hoy en Quilmes se lleva a cabo con la colaboración de la Asociación de Técnicos de Laboratorio, que aportó un micro, personal e insumos para llevar a cabo las pruebas con el método ELISA.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*