Lozano: “Es difícil que en el AMBA volvamos este año a las clases presenciales”

Mientras a nivel nacional ya están en evaluación los protocolos para un regreso gradual a las aulas escolares, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) esa posibilidad parece bastante lejana debido a la expansión del virus en la zona. En este contexto, los esfuerzos están focalizados en evitar mayores atrasos y prepararse para un nuevo escenario educativo.

“No queremos que esta pandemia nos atrase más de lo necesario y entendemos que el año que sigue y el otro, probablemente, vamos a tener que acostumbrarnos a una nueva modalidad. Quienes van a definir el retorno son las autoridades nacionales y provinciales, pero es muy difícil que en el AMBA volvamos antes del año que viene a clases presenciales”, expresó en diálogo con El Termómetro el secretario de Educación, Culturas y Deportes de Quilmes, Mario Lozano.

En este sentido, mencionó que algunas provincias podrán retornar luego de las vacaciones de invierno “aunque con normas muy estrictas”. No se esta pensando en que los estudiantes vayan como antes, todos juntos al mismo tiempo a clases que duren cuatro o cinco horas. Sí que haya presencialidad para generar una interacción con los docentes pero con las herramientas de la virtualidad”, observó.

Por otra parte, el ex rector de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) se refirió al presente educativo, remarcó que “los niveles de desigualdad son tremendos” y puso el foco en que “la conectividad es un agujero en este problema”.

“Hay muchos chicos que tienen su celular y que podrían acceder desde ahí pero no tienen datos entonces no pueden, estamos trabajando en tratar de proveerlos (…) Esta situación de crisis te pone en un lugar donde las nuevas metodologías de enseñanza se pueden aplicar a la práctica cotidiana”, expresó y ratificó que “habrá que acostumbrarse a una nueva normalidad”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*