Piden justicia por un caso de gatillo fácil en Quilmes

Familiares y amigos de Fernando Leguizamón reclaman justicia por su asesinato en manos de la policía el pasado 22 de junio en el barrio la Primavera de Quilmes oeste.

Fernando Leguizamón era un mecánico de 31 años y fue increpado, golpeado y asesinado de tres balazos el 22 de junio a la 1 de la mañana. Él y su pareja Jesica iban a su taller, porque escucharon ruidos y tenían que estén robando, cuando dos policías bonaerenses, Rodrigo Valdéz y Nataly Zuleta, vestidos de civil, interceptaron a Fernando y Jesica en Avenida Mosconi y Tucumán. Valdéz lo golpeó fuertemente, con patadas, golpes en la cabeza y lo fulminó con tres disparos.

En diálogo con El Termómetro, Walter, familiar de Fernando y Jesica, contó que salieron hasta el taller porque escucharon voces y ruidos afuera y temían que estuvieran robando por lo que salieron juntos a verificar; fue ahí que una persona los encara a los gritos diciendo que se queden quietos, Jesica cuenta que pensó que les iban a robar, pero empezaron a los tiros al grito de que se tiren al piso y que soltara el arma. “No sabemos porque” aseguró Walter quién a su vez relató que según los vecinos el policía es del barrio y había estando tomando alcohol durante todo el día.

“Nosotros pedimos justicia, pero la familia está destrozada porque no te lo devuelve nadie” afrimó Walter y contó que todavía Jesica, su sobrina no fue llamada a declarar y que vive “aterrada”. “Es un caos lo que estamos viviendo, por lo que supe están con arresto domiciliario y le habría dado positivo el examen de droga y alcohol aseguró y agregó que ni Fernando ni Jesica, nunca entraron a una comisaria ni tienen antecedentes “no nos explicamos que pasó todavía” cerró.

Jesica denuncia que además de lo que le hicieron a Fernando, que murió en el hospital Iriarte unas horas después, fue también golpeada y llevada a la comisaria, después de que los vecinos del barrio comenzaron a increpar a los agentes por lo que pasó.  A lo cual el pasado viernes 26 de junio familiares y vecinos realizaron un corte en Mosconi y Pellegrini exigiendo respuestas. Por otro lado, la abogada y referente de Correpi, María del Cármen Verdú, está asesorando judicialmente y acompañando a la familia.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*