Preocupa el creciente cierre de locales comerciales

En línea con el panorama generalizado, cada día son más los locales comerciales que cierran sus puertas en Almirante Brown. Si bien algunos habían retomado la actividad , aunque con muchas dificultades, el ingreso a una nueva etapa de la cuarentena más restrictiva en el Área Metropolitana de Buenos Aires puede ser letal para una buena porción del sector.

De acuerdo a los datos de la Federación de Cámaras Comerciales de la República Argentina, la pandemia podría llevar a que más de cien mil locales no puedan volver a funcionar y a que un promedio de120 mil personas queden desempleadas.

“Son varios los negocios que han cerrado y algunos que no sé si van a volver a abrir porque hay gente que no va a disponer ni capital de trabajo ni va a tener con qué levantar las cuentas. Está es una situación inédita , no podemos compararla con ninguna crisis anterior, y es terminal en muchos casos”, expresó en diálogo con El Termómetro el representante institucional de la Cámara de Comercio local (CACINAB), Horacio Salgueiro.

La imagen se repite en cada centro comercial de la región y es cada vez más notoria, en particular, en el área de turismo y gastronomía ya que el horizonte no aparece. El territorio browniano no es la excepción y una de las caras más visibles de esta difícil realidad es la zona céntrica de Adrogué, donde cerraron bares y restaurantes tradicionales como la pizzería “Tempo”, La Maja y “Bar central, y otros más jovenes pero que ya estaban instalados hace algunos años, tal es el caso de “Green Factory” -propiedad del cantante Axel- y de “Lincoln Road”.

“Es una situación insólita y es difícil buscar una solución, hay gente que va a quedar endeudada por todos lados porque le va a deber al personal , a la AFIP, a la Provincia. La pregunta es cómo sacamos a esa gente adelante”, expresó y señaló que la mirada está puesta en ver qué estrategias se pueden emplear en este contexto y en cómo continuarán una vez que finalice el aislamiento.

En este sentido, Salgueiro precisó que tanto la CACINAB como la Federación Bonaerense están trabajando para crear medidas que sean “lo más favorables” dentro de lo posible. “Creemos que en algún momento va a haber que hacer borrón y cuenta nueva aunque parezca insólito. Algo va a haber que hacer para tratar de salvar la mayor cantidad de PYMES, que son las generadoras de trabajo”, agregó.

De la misma manera, a futuro, consideró que en caso de que se abran moratorias para los comerciantes deben ser “extendidas en el tiempo y sin interés” porque, de lo contrario, “la gente se va a anotar y no la va a poder pagar porque no va a haber movimiento”.

En tanto, indicó que existe un “buen diálogo con el Municipio” y que se intentaron implementar medidas que colaboren con los comercios. No obstante, reconoció que el gobierno local “hace lo que puede y hasta donde puede porque tampoco hay recaudación”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*