Magdalena Sierra: “sin la vacuna, el aislamiento es la mejor manera de preservar vidas”

La diputada Nacional y titular del Observatorio de Políticas Públicas de Avellaneda, Magdalena Sierra, acompaño la decisión Nacional para que el AMBA vuelva a la fase uno de la cuarentena y aseguró que “sin la vacuna es la mejor manera de preservar vidas”. Al mismo tiempo, brindó detalles de la situación en el distrito, así como del trabajo que realiza la Municipalidad en los barrios y criticó a quienes llaman a romper el aislamiento: “Esta anti política, anti cuarentena y anti todo lo que quiere es sostener sus privilegios, por eso atacan”.

La Legisladora dialogó con El Termómetro Radio (por FM SECLA 106.1) sobre la nueva cuarentena y explicó la situación del Municipio: “Nosotros (Avellaneda) somos 400 mil habitantes, pero por el distrito pasan dos millones de personas por día. Venimos llevando todo bien, los vecinos acompañaron mucho pero cuando CABA abrió la actividad comercial hizo que el tránsito en nuestra ciudad se vea multiplicado de una manera enorme. Estas son cosas que no se resuelven con la decisión de sólo un municipio, por eso el Intendente está en constante diálogo con el Gobernador y son cuestiones que se trabajan día a día. Por eso la vuelta a la fase uno, sin vacuna el aislamiento es la mejor manera de preservar vidas”.

“Sabemos que la cuarentena es muy duda pero es la única manera que tenemos de poder cuidar a los vecinos”, sostuvo Sierra y contó que esta semana acompañó al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo y al intendente Jorge Ferraresi, es una recorrida por Isla Maciel: “visitamos la Fundación Isla Maciel donde se llevó el operativo invierno, porque ahora, además, viene el frío, y no venimos de cuatro años de un Gobierno Nacional inclusivo. Los vecinos y vecinas ya venían sufriendo situaciones difíciles y terribles, este invierno va a ser muy duro, por eso vamos a estar ahí ayudando y, como gestionadores, ya estamos pensando en lo que viene después”.

Consultada por focos de casos en el distrito, aseguró que se está “monitoreando todo el tiempo” pero que “en los términos como se vio en Azul no tenemos otros”, aún así recordó que “estamos en un período de foco de contagios muy altos, en todos los distritos”. Es por eso que señaló que desde la Comuna “estamos trabajando mucho en el territorio y cerca de los vecinos, porque ellos se tienen que sentir que están cuidados, tienen que sentir que el estado los está escuchando. Por eso trabajamos fuertemente en tres patas: salud, seguridad, pero con una mirada de cuidado; y por supuesto el Observatorio y sus áreas: niñez, mujer y desarrollo social”.

En ese punto, Sierra contó que le molestó el tratamiento que se le dio en los medios al caso Villa Azul: “me molesta profundamente cuando se habla con liviandad sobre nuestros vecinos y vecinas. Cuando me tocó asumir un rol fuera del municipio le pedí al Intendente que yo quería seguir estando acá, como siempre aclaro ad honorem, porque lo que falta es que me digan que cobro algo por lo que hago. Empecé a trabajar en el distrito en urbanizaciones en el año 93, ahora lo sigo haciendo más en las áreas sociales desde 2016, porque vimos que iba a venir una situación brava. Hoy tenemos una base de datos enorme para poder generar políticas públicas y que el Intendente tome decisiones más certeras. Hoy te puedo decir que el Municipio de Avellaneda le está dando ayuda alimentaria a 40 mil vecinos, además sabemos si los chicos reciben el servicio alimentario escolar o si los padre tienen alguna otra ayuda, tenemos un trabajo muy profundo”.

“Me indignó que hablen de gueto de pobres, es denigrar a los vecinos. Son palabras muy lastimosas hacia la política y el Estado que para muchos es lo único que tiene mucha gente en estos momentos tan difíciles. Menos mal que tenemos a Alberto Fernández de Presidente que quiere un estado fuerte porque es ahí donde los vecinos van a encontrar repuestas. Y venimos de 4 años terroríficos donde como Municipio no plantamos y con recursos propios tratamos de sostener pero hay cosas que se nos escapan”, señaló la diputada Nacional y remató: “Esta anti política, anti cuarentena y anti todo lo que quiere es sostener sus privilegios, por eso atacan”.

Asimismo, la titular del Observatorio de Políticas Públicas local se refirió a la situación de los comerciantes del distrito: “la realidad es que los comercios están super castigados. Es más, veníamos trabajando como Municipio en un esquema de apertura (previo a este anuncio). Es una realidad que los comercios no dan más, el tema es que la salud es superior a todo y creo que se mezcla la necesidad real de muchos comerciantes, que necesitan laburar, con los vivos que agitan y quieren llevar a pensar que no hay otra salida que la anticuarentena y piden revelarse”

“Charlando con Jorge (Ferraresi) hablamos que el sector del comercios va a tener que tener una mirada del estada, es un sector que no entra en la IFE no entra en otras ayudas pero por supuesto se empieza por el que si no come se muere. Y confío en que se de porque este es un Estado y un Gobierno que quiere a la gente”, señaló Sierra pero en este punto apeló a la responsabilidad personal: “el tema no está en la apertura de comercios es después como se conducen todas las personas. Y esto no es una cuestión de clase, la gente de todos los estratos sociales salen en lugar de tomar estas cuestiones con responsabilidad y es lo que pasó en las últimas semanas. Esta semana que me tomó ir a diputado el tránsito en CABA era como un día normal y pensás ¿qué hace toda esta gente acá? (…) Esta postura de volver a fase uno va a ser con el acompañamiento del estado”.

Finalmente, reforzó el pedido que hizo Ferraresi de controles más férreos para contener el sistema de salud local:” Estamos desde marzo con esto y los vecinos vienen acompañando salvo cuando salen estos pícaros en medios masivos de comunicación azuzando. No estamos todos politizados, la gente vive y confía en lo que hace (el Gobierno) y hay muchos que están buscando romper ese contrato de confianza. Por eso salió el intendente a dar un dato real que nadie quiere decir, pero la realidad es esta, con este nivel de contagios. Estas medidas hay que tomarlas y aplicarlas con seriedad, si seguimos así en 10 días nos quedamos sin camas de terapia intensiva. Pero venimos de un sistema de salud absolutamente deteriorado, en los últimos cuatro años no pusieron ni un peso, nos quedamos sin Ministerio. Por su puesto que estos meses nos sirvieron para apuntalar este sistema de salud deteriorado”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*