El caso Vidal y la política en alerta

La luz de alarma se prendió a partir del caso positivo del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde y sus derivaciones y ahora se intensifica a partir de que se conociera el test realizado a María Eugenia Vidal con resultado positivo. Las redes de contacto, los posibles contagiados y el cuestionamiento a las actividades de la política en medio de la cuarentena.

La política está activa, hay reuniones, recorridas, almuerzos y cenas, encuentros en dependencias estatales, pero también en el ámbito privado; los casos positivos de coronavirus llegaron y dejaron expuestos y en alerta a políticos de todos los sectores.

El primer caso dentro del ámbito político de peso fue el de Martín Insaurralde, que prendió la primera alarma; el intendente de Lomas había participado de varias reuniones y actividades, entre ellas con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, con estrecho contacto con el presidente. Pero las derivaciones fueron más allá ya que no sólo se tuvo que aislar aparte del equipo de trabajo en su distrito sino también a parte de la Cámara de Diputados de la Provincia, ya que su presidente, Federico Otermin había estado reunido con Insaurralde y luego con varios legisladores.

Otermin dio negativo pero por protocolo se encuentra aislado. El lunes se conoció que el diputado Alex Campbell tiene coronavirus, se había hecho el test por haber estado en contacto con el presidente de la Cámara, aunque se desconoce exactamente cómo se contagió. Hay varios legisladores aislados y siendo testeados.

Campbell habría sido quién contagió a María Eugenia Vidal, tras una reunión que tuvo la ex gobernadora con él en la casa de Federico Salvai. Ahora se esperan los resultados de los contactos estrechos de la ex gobernadora, entre ellos quienes se reunieron con ella el viernes, Rodríguez Larreta (que ya dio negativo), Emilio Monzó y Martín Lousteau, en un encuentro que se había mantenido en reserva y ahora salió a la luz.

Toda esta situación despertó la alerta de la política, que se chocó con la posibilidad real de estar contagiados pero  también expuso que gran parte de la política no cumple ni aplica lo que le piden hasta el cansancio al ciudadano de a pie. Reuniones innecesaria, recorridas para la foto, almuerzos y cenas en casas particulares, políticos sin cargo que no tienen permiso para circular, circulando y una cantidad de irregularidades o irresponsabilidades que probablemente, a partir de ahora, tendrán que revertir.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*