Se intensifica el reclamo de los comerciantes

Tras dos meses con las puertas cerradas y ante un crítico panorama, comerciantes de la región reclaman volver a la actividad. Si bien hicieron presentaciones, tuvieron varias reuniones con autoridades municipales e incluso hubo manifestaciones en calles, aún no tienen respuestas favorables y sostienen que la situación es cada día “más desesperante”.

La escena se repite en cada centro comercial, donde las persianas están a medio levantar o, en muchos casos, totalmente bajas. El temor que comparten es que no puedan volver a levantarlas y es por eso que piden volver a trabajar pronto para evitar que “el mal sea aún mayor”.

“Estamos en una situación extremadamente difícil, necesitamos abrir. Esta claro que seguimos acumulando deudas, no tenemos la ayuda correspondiente y no somos generados de contagios, estamos muy consientes de lo que significa, no queremos parecer inhumanos, vamos a cuidarnos mucho pero haciendo nuestro trabajo”, expresó en diálogo con El Termómetro el vicepresidente de la Asociación Amigos del Paseo Rivadavia.Adrián Londynski

En el ámbito de Quilmes, según precisó, existen conversaciones con la administración de Mayra Mendoza respecto a los protocolos que deberían aplicarse para poder funcionar. Sin embargo, por cuestiones propias de la pandemia y debido a las disposiciones del gobierno provincial por el momento no avanzan

“Nosotros para trabajar necesitamos afluencia de gente, el municipio necesita que haya la menor cantidad de gente posible, ahí hay un punto donde hay una imposibilidad de poder avanzar sobre distintos temas como por ejemplo el compre y retire, o los supermercados que están vendiendo absolutamente todo sin los cuidados y también son un foco peligroso.  Es una venta desleal”, expresó.

En tanto, dejó en claro que “un enorme porcentaje (de los negocios) cumple con las normas que pide la comuna” y advirtió que la percepción es que “el Municipio está peleando con la Provincia”. “Hay protocolos que por supuesto sirven, tenemos voluntad de hacerlos, pero necesitamos los comercios abiertos”, agregó Londynski, quien resumió que la sensación de sus pares es que “se les está yendo de las manos el esfuerzo de toda la vida”.

Las circunstancias no son muy distintas en Florencia Varela, donde un grupo de comerciantes decidió visibilizar el problema y propuso manifestarse todos los días en la puerta de los locales.
“Desde ayer, de 12 a 12.15, nos paramos en la puerta de los locales a hacer ruido, reclamando a las autoridades que nos permitan flexibilizar el trabajo. Estamos angustiados, preocupados, cada día que pasa la situación se complica y nos estamos fundiendo: nos estamos desangrando”, señaló ante este medio uno de sus representantes, Alejandro Pérez.

De la misma manera, mencionó que también hay charlas con el gobierno de Andrés Watson pero que las alternativas que ofrece no responden a sus necesidades. “Hemos presentado protocolos individuales, de restaurante, indumentaria, calzado. Eso el intendente lo lleva a la gobernación y ellos decide: presentamos un protocolo de menor a mayor porque todos estamos preocupados por esta pandemia”, afirmó.

En líneas generales, otro problema central que concierne a gran parte del sector es el pago de alquileres ya que muchos no pueden hacer frente al pago y se produce, en consecuencia, “una puja comercial donde el inquilino no puede pagar porque no tiene ventas”.

“El comerciante, la pequeña pyme siempre cumple, y ahora nos encontramos con que tenemos que administra la poca plata que hay. Los dueños de los comercios han ido cumpliendo con los sueldos en la medida en que han podido, despedir a alguien o decirle que no podes completarle el sueldo es muy angustiante”, sostuvo.

En este contexto, insistió en que el pedido es que “al menos flexibilicen la venta desde la puerta” debido a que así podrían tener mínimamente un mejor ritmo de venta.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*