Quilmes y Berazategui endurecen los controles a comercios

Tanto Quilmes como Berazategui anunciaron en las últimas horas un endurecimiento en los controles a los comercios, ya sea para aquellos que se encuentran abiertos cuando no están autorizados, como los que tienen autorización pero no cumplen con los protocolos sanitarios o tienen aumentos de precios no permitidos.

En Quilmes informaron que durante el sábado se realizó un exhaustivo operativo de control y inspección en comercios del distrito. En el mismo se realizó la clausura de dos lavaderos de autos, y doce infracciones a comercios considerados no esenciales, los cuales, además, se encontraban incumpliendo las medidas sanitarias de seguridad.

El procedimiento fue llevado a cabo por el cuerpo de  inspectores de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal, a cargo de Alejandra Cordeiro, tanto de las áreas de Inspección de Comercio como de Vía Pública y Ferias.

En los comercios infraccionados se detectó la presencia de clientes en el interior de los locales e incluso no se respetaba el distanciamiento social en varios de ellos. Asimismo, las autoridades de la dependencia municipal comunicaron que los operativos de control y fiscalización se irán intensificando y continuarán, dado que se advierte que algunos comercios estarían incumpliendo con las normas de aislamiento social obligatorio vigentes.

En Berazategui informaron que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Municipalidadi ha fiscalizado 942 comercios en todo el partido: 160 supermercados y autoservicios -ya se relevó el 100% y ahora se los está volviendo a inspeccionar-, 207 almacenes, 9 mayoristas, 170 puestos del Mercado Frutihortícola, 271 verdulerías, 50 carnicerías y 75 farmacias. De todos ellos, un total de 375 fueron multados y 110 clausurados; y señalaron que estos controles, se siguen aplicando y fueron reforzados en los comercios de la ciudad, en pos de evitar que se establezcan sobreprecios en productos esenciales, y se respeten los máximos sugeridos por el Gobierno Nacional, sobre todo en el contexto actual de propagación del Coronavirus (COVID-19).

El intendente municipal, Juan José Mussi, volvió a reiterar al respecto: “A los oportunistas les digo que quizás vayan a ganar un peso más, pero jamás van a poder sacarse el cargo de conciencia por haber hecho que alguien dejase de comer por su culpa en estas circunstancias”. Asimismo, advirtió: “Hay que ser solidarios, porque ustedes, como comerciantes, pueden trabajar e incluso hasta por ahí vender más que antes, mientras que otros no pueden hacerlo debido a la actual emergencia sanitaria que atraviesa el país”.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*