El casa por casa de la Provincia terminó en Lanús y volvió a Quilmes

Luego de tres jornadasde trabajo en la búsqueda de casos sospechosos, los equipos de Salud de la Provincia de Buenos Aires dieron por finalizado el operativo Casa por Casa en el barrio “La Fe” de Lanús, donde se visitaron 1070 casas, entrevistaron a 4144 vecinos e hisoparon a 9 personas con síntomas. Del total de hisopados, 5 dieron negativo y 4 aguardan respuesta. Asimismo, se retomó el trabajo en Quilmes, en el barrio La Matera, donde se relevaron 690 casas y entrevistaron a 3150 personas, de las cuales 4 experimentaban síntomas compatibles con COVID-19 y actualmente se encuentran aisladas aguardando la respuesta del hisopado.

“Estos operativos a gran escala territorial son el gran desafío que viene y forman parte de un plan diseñado en conjunto con especialistas, que van definiendo propuestas de corto plazo que, por el momento, convierten al caso argentino en modelo para los organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, según lo ha reconocido en varias oportunidades”, especificó el ministro de salud bonaerense Daniel Gollan al explicar de qué se trata esta nueva estrategia.

“Estuvimos recorriendo el barrio “La Fe” en Lanús haciendo el operativo territorial, un barrio donde hemos tenido casos positivos de COVID-19, en un trabajo coordinado con ACUMAR y el municipio. Trabajamos casa por casa es búsqueda de pacientes con síntomas compatibles de la enfermedad”, detalló durante el operativo Nicolás Kreplak, subsecretario de Atención a las Personas del Ministerio de salud Bonaerense.

Kreplak agregó que se hizo el mismo trabajo en “La Matera” de Quilmes porque “es un barrio donde teníamos riesgo aumentado de casos, en el que era necesario realizar la vigilancia activa, casa por casa, y reforzar las pautas de cuidado comunitario.

“Los casos que resultaron sospechosos, los hisopamos y los aislamos para la espera de resultados. A mismo tiempo, se aisló a la familia de esos pacientes, porque se clasifican como casos estrechos”, detalló el sanitarista.

Por otro lado, Noelia López, directora de Salud comunitaria destacó que la estrategia también es una oportunidad para promover la salud y prevenir enfermedades porque se aplica la vacuna contra la gripe y el sarampión, y además sirve de acompañamiento para la comunidad en un momento donde “surgen muchas necesidades de contención y necesidad de respuesta a inquietudes y miedos”.

Estos distritos se suman a los operativos ya realizados en el barrio “La Paz” de Quilmes y en los barrios “Sargento Cabral” y “Los Amigos” de San Vicente la semana pasada.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*