Tras las amenazas de detenidos desde la provincia aseguran que “deben ser escuchadas sus demandas”

Luego de que esta semana se conociera de un caso de coronavirus en la Unidad Penitenciaria número 42 de Florencio Varela ( Varela: Confirman el primer preso infectado con coronavirus )  y de que circulara un video que se viralizó a través de redes sociales de un detenido que reclamaba medidas de asistencia y amenazaba a las autoridad; desde la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia destacaron las medidas que se están tomando y sostuvieron que sus demandas deben ser escuchadas.

En video viral difundido por un interno, el hombre da un mensaje destinado al presidente y Ministros, allí sostiene quela situación es un “polvorín”, que necesitan asistencia y le dice al presidente que “si no toma una medida urgente la tomaremos nosotros” y aclara “no es una amenaza” pero que comienzan una huelga generalizada y exige “saque un decreto de necesidad y urgencia y empiece a liberar porque esto se desmadra, pedimos la igualdad y el derecho a la vida”.

En este contexto, desde la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires comunicaron que desde que se declaró la pandemia atendieron más de 1300 llamados telefónicos de personas en situación de encierro que según señalaron “permitió contener demandas, su sistematización y análisis, que redundaron en más de un centenar de notas a juzgados y tribunales de distintas jurisdicciones Judiciales de la provincia”.

“El objetivo de la Subsecretaría en este último mes ha sido la puesta en marcha de este plan que nos permitió articular con otras áreas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para atender las demandas de un grupo vulnerable como son las personas privadas de su libertad”, explicó el Subsecretario Matías Facundo Moreno. “Las cárceles de la Provincia están sobrepasadas en su capacidad de alojamiento por lo que el Ministerio dispuso una serie de medidas como las mesas de diálogo, en las que la subsecretaría participa, o el permiso para acceder a teléfonos celulares. Nosotros además dispusimos dos líneas telefónicas de atención las 24 horas y otra de atención de lunes a viernes de 8 a 18”, dijo.

En ese sentido, agregó: “Eso nos permitió realizar una intervención a favor de las personas detenidas, entendemos deben ser escuchadas en sus demandas por lo que enviamos notas a más de cien juzgados y tribunales de distintos departamentos judiciales de la provincia. Se está haciendo mucho y acompañamos la transformación del servicio penitenciario y comisarías, e instamos a la justicia acompañe estos cambios”.

“El compromiso de la Subsecretaría es el de garantizar los derechos de todos los bonaerenses, tal como expresó el gobernador Axel Kicillof”, completó..

En la última semana (del 10 al 17 de abril) se registró un aumento considerable de llamados. Eso evidenció la confianza que se ha generado en las personas privadas de su libertad y sus familiares para con la Subsecretaría de Derechos Humanos lo que contribuyó al fortalecimiento de estos canales de comunicación.

Las principales demandas fueron solicitud de arresto domiciliario por parte de personas que manifestaron ser agentes de riesgo o estar en condiciones para acceder a ese derecho. El principal flujo de demandas provino de Unidades Penitenciarias, representando el 89,6% de las denuncias. Es decir que de los 1316 casos, 1179 provienen de ese contexto de encierro. El resto de las, llamadas se reparte en comisarías, denuncias anónimas y alcaidías.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*