Kicillof reabrió Dánica luego del conflicto y advirtió que no permitirá despidos

Luego que el Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires apercibiera a la empresa Dánica por querer cerrar su planta de Lavallol, por no querer acodar una suba de salarios con el gremio, ayer el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicilloff recorrió la fábrica en su reapertura luego de llegar a un acuerdo para su continuidad. “Hay pocos sectores en esta pandemia que son actividades esenciales, como el sector alimentación, los medicamentos, entre otros, y no podemos permitir que se cierre una sola fuente de trabajo”, señaló el Mandatario.

El Jefe del Gobierno bonaerense visitó ayer la planta de la empresa Dánica en Lomas de Zamora, junto al intendente Martín Insaurralde, la ministra de Trabajo de la Provincia, Mara Ruiz Malec, el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa, y el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín.

“Hoy estamos acompañando algo que empezó a pasar a partir del sábado, que es que la planta había cerrado y volvió a producir”, indicó Kicillof y agregó: “Hay pocos sectores en esta pandemia que son actividades esenciales, como el sector alimentación, los medicamentos, entre otros, y no podemos permitir que se cierre una sola fuente de trabajo”.

La empresa Dánica mantenía sus puertas cerradas a raíz de un conflicto con el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (SOEIA) ya que se negaba a pagar el aumento que pedía el gremio. SOEIA denunció desvinculaciones e incumplimientos en las condiciones de seguridad e higiene. El Ministerio de Trabajo bonaerense realizó las inspecciones correspondientes y dictó la conciliación obligatoria, pero la empresa incumplió con la misma. El pasado sábado, tras conversaciones con las partes, la empresa reactivó su producción, que además resulta esencial en el marco de la emergencia sanitaria. Asimismo, se está tramitando en el Ministerio de Trabajo nacional un procedimiento preventivo de crisis para atender la situación de la compañía.

“Había un conflicto anterior, pero no estamos en condiciones de tomar ningún otro camino que no sea el diálogo y no se puede perder la posibilidad de seguir produciendo”, resaltó el Gobernador. “Hay un compromiso de las dos partes para tratar de acercar posiciones y el diálogo continúa en el ámbito provincia y nacional”, detalló.

Por otra parte, Kicillof se refirió a la nueva etapa del aislamiento obligatorio y preventivo: “Por ahora seguimos solamente con las actividades esenciales en marcha, el resto de la población tiene que quedarse en su casa”. Asimismo, señaló que “estamos dialogando con todos los sectores e intendentes, mañana nos reuniremos con especialistas y elevaremos al Gobierno Nacional una propuesta para una cuarentena focalizada y administrada. Con mayores controles podremos plantear en sectores especiales otras excepciones”.

Finalmente, aseguró: “La provincia de Buenos Aires no va a tomar medidas sin coordinarlas con la Nación. Acá no gana la medida más intempestiva, acá ganamos trabajando juntos”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*