Tenso cruce en el HCD por los fondos para el Servicio Alimentario Escolar

Con la imposición de la amplia mayoría que sostiene el oficialismo, el Concejo Deliberante de Avellaneda tuvo su primera sesión ordinaria del Año. La nueva conformación no cambió las costumbres que sostiene el Cuerpo desde hace algunos años: el peronismo dominando la agenda y dando concesiones a la oposición sólo para cuidar las formas.

La jornada comenzó con un homenaje. El Legislativo local aprobó un proyecto del concejal Damian Degli Innocenti para nombrar José Omar Pastoriza a una de las calles circundantes al Estadio de Independiente. El ex ténico es una de las mayores glorias de la institución y para recordarlos fue Ricardo Bochini, junto a dirigentes del club y la llamativa presencia de Facundo Moyano.

Sólo dos temas fueron debatidos. El primero un pedido de informes que hizo el bloque de Juntos por el Cambio para que el Ejecutivo informe las tareas realizadas en materia de contención del dengue. La iniciativa era una resolución que pedía acciones concretas, pero para que pueda salir adelante se transformó en un pedido de información ya que, según el Frente de Todos, las tareas se están realizando.

Sin embargo, el tema que levantó temperatura en el recinto fue la aprobación de las licitaciones públicas que realizó el Ejecutivo Municipal de Avellaneda para conseguir los proveedores del Servicio Alimentario Escolar.

El concejal Rubén Conde (Juntos por el Cambio) se quejó que el proyecto haya entrado al Legislativo local con menos de 24 horas de anticipación, siendo ocho pliegos a considerar, y la falta de tiempo para estudiarlos en comisión. El presidente del bloque oficialista, Pablo Vera acusó recibo y señaló que a pesar que lo ideal sería tener tiempo “este proyecto no puede esperar porque tenemos que darle de comer a los pibes en las escuelas”.

La mayor crítica por parte de la oposición fue que se licitó la comida del SAE para todo el año por un total de 275 millones de pesos, cuando en el presupuesto aprobado para este año se esperaban 354 millones. Es decir, casi 80 millones de pesos menos. Lo que, por la cantidad de establecimientos que ofrencen el servicio da que un chico en Avellaneda almorzará con un presupuesto de 37 pesos y desayunará o tendrá una merienda por 23,40 pesos.

En ese sentido, Conde recordó que en 2019, Vidal envió 260 millones de pesos para el SAE Avellaneda, con lo que 275 para este año no mostraría aumento alguno. El edil amarillo se animó a decir que “no tuvo aumento a pesar de la inflación del 50 por ciento”.

Esto hizo enojar a Vera, el portavoz del Frente de Todos, quien recordó que Juntos por el Cambio se opuso a la reforma fiscal propuesta por Axel Kicillof en diciembre, que afectaba a grandes terratetientes, lo que afectó la capacidad recaudatoria de la Provincia. Sin embargo, no se explicó si los fondos cumplirán con lo estimado en el presupuesto o el Gobierno bonaerense simplemente mandó menos.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*