Sólo quedan dos prófugos de los once que escaparon de la Comisaría 3ra

A una semana de la escandalosa fuga de una comisaría Tercera de Quilmes oeste, la Policía logró detectar a nueve de los sujetos que se escaparon de la dependencia. En las últimas horas, se entregó Aldo Adolfo Pérez, quien quedó a disposición de la fiscalía, luego de que se entregara a la Justicia. Aún permanecen prófugos son Jorge Torres y Ulises Cabaña.

El episodio ocurrió cuando el oficial Castillo abrió la puerta de uno de los calabozos para pasarle la comida a los internos y, mientras se encontraba dentro de la celda, uno de los detenidos lo empujó y cayó al suelo. Esa circunstancia fue aprovechada por once presos que salieron corriendo del calabozo en dirección al patio de la comisaría, donde abrieron un portón que se encontraba sin llave y escaparon por la avenida 12 de octubre.

El mismo día del escape Alan Xavier Villalba fue apresado, mientras que el jueves quedó detenido Luis Alberto Navarro. Por su parte, el viernes se logró hallar a Gonzalo Emanuel Sotelo. Durante el fin de semana cayó Mario Arancibia, Eduardo Ezequiel Rodríguez Barbona se entregó luego de que los efectivos hablaran con su madre y esta lo convenciera de hacerlo, y Adrián Muñoz fue atrapado el domingo en villa Itatí.

Walter Luján se presentó este lunes voluntariamente en los Tribunales Penales de Quilmes e Ignacio Alejandro Cardenes fue detenido en el cruce de las avenidas Patricios y García de la ciudad de Marcos Paz. Por último, Pérez también se entregó a la Justicia.

En tanto, la fiscal Karina Gallo imputó por el delito de “facilitación de evasión” al imaginaria Elías Nicolás Castillo y al ayudante de judiciales Matías Javier Gómez. De acuerdo la investigación, Castillo era el encargado de llevarles la comida a los presos y Gómez de acompañarlo y cerrar la puerta.

Además de estos dos efectivos, Asuntos Internos desafectó al jefe de la seccional Miguel Ángel Coch, el segundo jefe, Rubén Darío Banegas y el oficial de servicio Jorge Fabián Omar Yolan.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*