HCD: La escribanía de Avellaneda seguirá abierta dos años más

Con la aplastante victoria en las elecciones generales, Jorge Ferraresi se garantizó tener controlado el Concejo Deliberante, por los menos, por otros dos años. La actual mayoría de 16 votos, que representa los bloques de Unidad Ciudadana más aliados, perdería apenas una banca y tendrá el núméro necesario para sacar adelante cualquier tema. La oposición se queda con 9 bancas aunque es incierto si podrán mantener un bloque unido.

El Legislativo avellanedense se prepara para un nuevo período de poca actividad, controlado por el oficialismo. Es que, por segunda elección consecutiva, sólo dos fuerzas ingresarán ediles. En 2017, la victoria del peronismo había sido por un margen bastante corto, aún así las bancas se repartieron 7 para Unidad Ciudadana y 5 para Cambiemos.

El último domingo, Ferraresi se impuso para renovar su intendencia por el 60.38 por ciento (según los datos del escrutinio provisorio), lo que le dará ocho bancas en el HCD. Juntos por el Cambio, que llevó al periordista Luis Otero, logró el 32,8 por ciento de los votos y tendrá las cuatro restantes.

De esta forma, por el oficialismo ingresarán: Alejo Chornobroff, Sabrina Rearte, Hugo Barrueco, Gisele Gabriela Alessi, Armando Bertolotto, Maia Lata, Pablo Vera y María Laura Garibaldi; aunque la lista se podría mover, porque algun pase al Ejecutivo, como el del actual Jefe de Gabinete. Estos ocho se suman a Andrea Basile, Héctor Villagra; Damian Degli Innocenti; Hilda Cabrera, Juan Acosta, Marcela Caiafa y Alberto Medaglia. Lo que le garantizará el número necesario para tener quórum y la mayoría necesaria para las odenanzas. Necesitará uno más cuando quiera modificar algunos temas de peso.

Por su parte, por la oposición ocuparán una banca el presidente de la UCR local, Fernando Landabur, la dirigente boina blanca, Silvia Diana; Lucas Yacob, quién responde a Gladys González; y renueva su banca Maricel Marciano.

Dentro del actual bloque de Cambiemos, continúan Sebastián Vinagre; Maximiliano Gallucci; Berta Núñez y Rubén Conde. Y con un monobloque tendrá dos años más Mari Balbuena.

Las diásporas que la campaña generó dentro de la oposición generan duda sobre cuántos bloques habrá en el Concejo Deliberante, después del 10 de diciembre. Landaburu quiere convertirse en el referente del espacio dentro del Legislativo, pero no tendría el acompañamiento de los concejales del PRO y podría quedar disminuído en un bloque solitario.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*