Intento de motín en la Novena de Quilmes

Un principio de incendio se produjo en la tarde del martes tras una pelea entre delincuentes que estaban alojados en un calabozo de la comisaría Novena de Quilmes oeste. Las llamas fueron apagadas por efectivos policiales con un matafuego, situación por la que uno de ellos debió ser atendido y trasladado al Hospital Iriarte.

Según le indicaron fuentes a El Termómetro, el episodio se originó cuando cuatro sujetos ingresaron a una celda en la que había otros individuos. A partir de esta situación, se ocasionó un conflicto en el interior y los detenidos comenzaron a quemar colchones y la situación se tornó más peligrosa, motivo por el cual el personal de la dependencia tuvieron que actuar.

En primera medida, los agentes tomaron los extinguidores y lograron detener el principio de incendio antes de la llegada de los Bomberos Voluntarios. Las fuentes aseguraron que hubo un policía herido en uno de sus ojos al tener contacto con el material químico de los matafuegos, aunque fue asistido por personal del SAME que también se hizo presente en las inmediaciones de Gutiérrez y 381, en la zona de Barrio Parque Calchaquí.

Una situación similar había ocurrido hace pocas semanas en la comisaría Primera de Florencio Varela por la que la Comisión Provincial por la Memoria (CMP) denunció hacinamiento y sobreproblación. Pese a que por ley no se pueden alojar más personas en las seccionales, desde Quilmes afirmaron que están “saturadas”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*