La oposición pide derogar pases a planta de Molina

El martes, el Concejo Deliberante de Quilmes, aprobó una minuta de comunicación presentada por el concejal Ángel García donde se pide que se derogue el decreto por el que Molina pasó a planta a 287 trabajadores. El en diálogo con este medio, García explicó que se trató de una maniobra del ejecutivo para “beneficiar a sus amigos”.

El concejal de Juntos por Quilmes – Unidad Ciudadana aclaró que no hay “ninguna animosidad contra los trabajadores municipales de Quilmes” y acusó a Molina y el flamante Jefe de Gabinete, Guillermo Galetto de instalar una “campaña sucia” diciéndole a la gente que van a ser despedidos en diciembre, lo cual “no es cierto” aseguró, ya que “no va a haber ni persecuciones ni despidos masivos”.

García explicó en la lista de los 287 trabajadores pasados a planta a través de un decreto del mes de junio hay funcionarios municipales con cargo como subsecretarios y directores; el edil explicó que son esos los que el 10 de diciembre se tienen que ir “los pasaron como trabajadores comunes con una categoría menor, pero les reservan trabajo para después de diciembre, el año pasado pasó algo similar” aseguró y remarcó que Molina “te pone carita de bueno y dice una cosa y después en los papeles hace otra cosa totalmente distinta en perjuicio de los vecinos”. Además contó que hay alrededor de veinticinco personas menos de 22 años en la lista, quienes no tienen antigüedad alguna.

Además manifestó que en Febrero de 2018 el municipio adhirió a la Ley de Responsabilidad Fiscal, impulsada por Vidal, donde dice que los últimos 6 meses de gobierno no se pueden aumentar los gastos corrientes, entre ellos la contratación de personal, y en Quilmes lo hicieron 3 días antes de que comenzara ese plazo, “eso habla de la mala leche con la que se hizo esto”. También remarcó que el convenio colectivo de trabajadores esta caduco, venció en mayo,  y no hay convenio vigente; lo que perjudica a los trabajadores “esto es una maniobra orquestada”.

García aclaró que hay una minoría de trabajadores que sí tienen antigüedad, que fueron mezclados con los otros. “Hay mucha gente que lo merece, pero acá no hubo ni concurso ni proceso de selección distintiva”. Finalmente afirmó que no están en desacuerdo con que los trabajadores tengan estabilidad, pero que lo que quieren evitar es la discrecionalidad.

Ayer, el concejal pidió además al ejecutivo que se otorgue un bono de 5 mil pesos a municipales como implementó el gobierno nacional “por tercer año consecutivo los trabajadores municipales de Quilmes van a perder entre el 15% y el 25% de la capacidad de su salario” y agregó “el gobierno tiene que reflexionar y buscar prioridades”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*