“Pedimos respuestas para los sectores populares”

Bajo la consigna “La deuda es con el pueblo, no con el FMI”, organizaciones sociales realizarán una jornada de ollas populares en todo el país. La medida, que tendrá su epicentro en las inmediaciones del Obelisco porteño, es en respuesta al ajuste del Gobierno nacional y ante los movimientos financieros que en los últimos días acentuaron la crisis económica.

“Estamos pidiendo que haya respuesta sobre la situación que está viviendo la sociedad en general pero, más que nada, en los sectores populares. Lo que pasó entre viernes y ahora es una catástrofe”, expresó en diálogo con El Termómetro Esteban Marcioni, militante del Frente Popular Darío Santillán.

La convocatoria central se hará a las 12 en el cruce ce las avenidas 9 de julio y Corrientes, en la Ciudad de Buenos Aires, donde los movimientos populares se concentrarán para visibilizar su reclamo y “hacerle frente al hambre que impone Cambiemos junto con los grandes capitalistas que se benefician con el sufrimiento del pueblo trabajador”.

“Por eso hoy estamos en la calle, no nos gusta hacer una olla popular, pero nuestra situación es catastrófica. Todos los días crece exponencialmente la presencia de la gente en los comedores”, graficó el joven y puso como ejemplo agravante de la situación el excesivo aumento que hubo en el precio de las garrafas sociales, que pasaron de “320  pesos a 460 en una semana”.

En tanto, mencionó que la entrega de alimentos por parte del Estado a los centros de ayuda “es dispar y varía de acuerdo a cada provincia”, lo cual también empeora el escenario porque “la demanda es mayor a lo que terminan enviando y lo que se cocina muchas veces no alcanza”.

“Los elementos más importantes las compramos las organizaciones o por donaciones. Hay solidaridad pero no nos da la cara para pedirle al carnicero de un barrio popular porque está en la misma situación que nosotros”, relató.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*