Con un discurso anti-Macri, Kicillof encabezó un acto de la CTA en Avellaneda

Con un discurso anti-Macri y sin nombrarla a Vidal, el candidato a gobernador de la Provincia por el Frente de Todos, Axel Kicillof encabezó el acto de presentación de candidatos sindicales de la CTA de los Trabajadores en el club Villa Modelo de Gerli. Estuvo acompañado por el intendente local Jorge Ferraresi, el titular de la central Hugo Yasky y Roberto Baradel.

La Central tendrá 70 representantes en las listas de candidatos en listas nacionales, entre ellos dos a Intendente, Marcelo Zarlenga (en Brandsen)  y Edgardo Depetri, uno de los que encabezó el acto. El actual concejal destaco su “identidad de clase trabajadora” y aseguró que siente orgullo de llevar la “candidatura a Intendente de Lanús para derrotar a Grindetti, socio y cajero de Macri y responsable de las políticas neoliberales que empobrecen a la Argentina y llevan a la desocupación, a la pobreza y a la miseria a la mayoría de nuestro pueblo”.

Yasky y Baradel hicieron de anfitriones, para que los invitados tengan el lugar preponderante. El actual Diputado Nacional recordó a Alfredo Luis Ferraresi, padre del Intendente, quien señaló como su mentor sindical. Mientras que el representante de los docentes destacó al candidato a gobernador: “el día que Kicillof gane la elección en la Provincia de Buenos Aires cada uno de ustedes, cada uno de nosotros, debe estar orgulloso que desde el primer día los trabajadores y las trabajadoras dimos la pelea para derrotar al neoliberalismo en la Provincia y en la Nación”.

En línea con el discurso que tuvo algunos días atrás en Domínico para la presentación de su lista, Ferraresi apuntó duramente contra la Gobernadora en su alocución frente a los trabajadores. Para el Jefe Comunal “la mano del ajuste en la provincia de Buenos Aires se llama María Eugenia Vidal”, y remarcó que la Mandataria “es la responsable de que en la provincia de Buenos Aires haya 2 por ciento más de desocupación que en la nación, 500 escuelas cerradas porque no tienen gas; la muerte de los pibes de Monte fue por la policía de la gobernadora”.

Finalmente pidió trabajar “en un gobierno que represente a los trabajadores. Si gobernamos nosotros vamos a volver a recuperar los sueños, vamos a volver a generar la producción como eje central del desarrollo”.

El cierre estuvo a cargo del candidato a gobernador de la Provincia, que entró cantando junto a los las hileras de mesas repletas de delegados gremiales que acompañaron el acto. Sin embargo, y a pesar del lugar por el que compite, Kicillof prácticamente no hizo mención de Vidal y dedicó su discurso a cuestiones las políticas económicas de Macri.

“El gobierno actual está cooptado por el marketing, el coucheo, los estudios científicos para la manipulación, la ingeniería del odio, como decía Hugo. Tienen unos guiones que se dedican a leer y actuar. Nunca o muy pocas veces los hemos escuchado decir lo que sienten y lo que piensan. Pero no es inocente, no es un olvido, no es una distracción del presidente Macri y su gobernadora, que prolija y obsesivamente omitan hablar de producción y de trabajo”, apuntó el ex ministro de Economía.

En el mismo sentido, apuntó ante la “tranquilidad” cambiaria de las últimas semanas: “intentan hablar ahora de un veranito, de una calma, de una tranquilidad. De que las cosas mejoraron. De nuevo la misma cantinela. Que lo peor ya pasó, que la luz al final del túnel, que el segundo semestre. Se cansaron de repetir esas mentiras. De qué veranito nos hablan si todos los días en la provincia de Buenos Aires cierran empresas, echan compañeros, destruyen industrias, cierran comercios”.

Kicillof finalizó cargando contra las “promesas” de 2015: “Se llenaron la boca, cuando estaban en campaña, hablando de la educación, de lo que tenía que ganar un docente, de lo que había que hacer con las escuelas, y empezaron a prometer 3000 jardines de infantes. No hicieron uno. Deben ser 60, 70 ó 100. No cumplen nada de lo que prometen. Es por esto y porque los descubrieron incluso los que los votaron que ahora tienen que apelar a la campaña sucia. No pueden mostrar lo que hicieron porque no lo hicieron”.

Con un discurso anti-Macri y sin nombrarla a Vidal, el candidato a gobernador de la Provincia por el Frente de Todos, Axel Kicillof encabezó el acto de presentación de candidatos sindicales de la CTA de los Trabajadores en el club Villa Modelo de Gerli. Estuvo acompañado por el intendente local Jorge Ferraresi, el titular de la central Hugo Yasky y Roberto Baradel.

La Central tendrá 70 representantes en las listas de candidatos en listas nacionales, entre ellos dos a Intendente, Marcelo Zarlenga (en Brandsen)  y Edgardo Depetri, uno de los que encabezó el acto. El actual concejal destaco su “identidad de clase trabajadora” y aseguró que siente orgullo de llevar la “candidatura a Intendente de Lanús para derrotar a Grindetti, socio y cajero de Macri y responsable de las políticas neoliberales que empobrecen a la Argentina y llevan a la desocupación, a la pobreza y a la miseria a la mayoría de nuestro pueblo”.

Yasky y Baradel hicieron de anfitriones, para que los invitados tengan el lugar preponderante. El actual Diputado Nacional recordó a Alfredo Luis Ferraresi, padre del Intendente, quien señaló como su mentor sindical. Mientras que el representante de los docentes destacó al candidato a gobernador: “el día que Kicillof gane la elección en la Provincia de Buenos Aires cada uno de ustedes, cada uno de nosotros, debe estar orgulloso que desde el primer día los trabajadores y las trabajadoras dimos la pelea para derrotar al neoliberalismo en la Provincia y en la Nación”.

En línea con el discurso que tuvo algunos días atrás en Domínico para la presentación de su lista, Ferraresi apuntó duramente contra la Gobernadora en su alocución frente a los trabajadores. Para el Jefe Comunal “la mano del ajuste en la provincia de Buenos Aires se llama María Eugenia Vidal”, y remarcó que la Mandataria “es la responsable de que en la provincia de Buenos Aires haya 2 por ciento más de desocupación que en la nación, 500 escuelas cerradas porque no tienen gas; la muerte de los pibes de Monte fue por la policía de la gobernadora”.

Finalmente pidió trabajar “en un gobierno que represente a los trabajadores. Si gobernamos nosotros vamos a volver a recuperar los sueños, vamos a volver a generar la producción como eje central del desarrollo”.

El cierre estuvo a cargo del candidato a gobernador de la Provincia, que entró cantando junto a los las hileras de mesas repletas de delegados gremiales que acompañaron el acto. Sin embargo, y a pesar del lugar por el que compite, Kicillof prácticamente no hizo mención de Vidal y dedicó su discurso a cuestiones las políticas económicas de Macri.

“El gobierno actual está cooptado por el marketing, el coucheo, los estudios científicos para la manipulación, la ingeniería del odio, como decía Hugo. Tienen unos guiones que se dedican a leer y actuar. Nunca o muy pocas veces los hemos escuchado decir lo que sienten y lo que piensan. Pero no es inocente, no es un olvido, no es una distracción del presidente Macri y su gobernadora, que prolija y obsesivamente omitan hablar de producción y de trabajo”, apuntó el ex ministro de Economía.

En el mismo sentido, apuntó ante la “tranquilidad” cambiaria de las últimas semanas: “intentan hablar ahora de un veranito, de una calma, de una tranquilidad. De que las cosas mejoraron. De nuevo la misma cantinela. Que lo peor ya pasó, que la luz al final del túnel, que el segundo semestre. Se cansaron de repetir esas mentiras. De qué veranito nos hablan si todos los días en la provincia de Buenos Aires cierran empresas, echan compañeros, destruyen industrias, cierran comercios”.

Kicillof finalizó cargando contra las “promesas” de 2015: “Se llenaron la boca, cuando estaban en campaña, hablando de la educación, de lo que tenía que ganar un docente, de lo que había que hacer con las escuelas, y empezaron a prometer 3000 jardines de infantes. No hicieron uno. Deben ser 60, 70 ó 100. No cumplen nada de lo que prometen. Es por esto y porque los descubrieron incluso los que los votaron que ahora tienen que apelar a la campaña sucia. No pueden mostrar lo que hicieron porque no lo hicieron”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*