Altamira: “El Partido Obrero no se lo entrego a ninguna camarilla”

En medio del conflicto interno que atraviesa el Partido Obrero (PO), el histórico referente Jorge Altamira negó haberse apartado del espacio por voluntad propia e insistió en que se trató de una “expulsión encubierta”. Sin ánimos de alejarse de la fuerza, aseguró que “el desastre ya está consumado” y advirtió que dará la discusión para volver.

“Si no damos debate, el partido se hunde: estoy en una pelea porque el Partido Obrero no se lo entrego a ninguna camarilla (…) No me pienso apartar y el que decide apartar o no soy yo, la exclusión está formada por un vomite nacional que ni siquiera se reunió”, sentenció en diálogo con El Termómetro.

En esa sentido, indicó que la decisión de apartarlo se debió a “no se tolera la discusión interna” y fue por eso que establecieron “una prohibición para que no participara en el último congreso partidario”. “Esto nos llevó a conformar una corriente interna en el partido, pero disfrazan mi expulsión con que me he apartado”, remarcó.

Pese a este escenario y frente a “una expulsión masiva de mil militantes”, quien fuera candidato a presidente en cinco oportunidades desestimó la posibilidad de un desdoblamiento del PO como consecuencia.

“Acá va a haber un solo partido y vamos a ganar en defensa de la democracia del Partido Obrero”, afirmó.

En tanto,  se refirió al impacto negativo que esta situación puede tener en el camino del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) hacia las elecciones del 11 de agosto

“Han armado una crisis y no conocemos la opinión de cada miembro del comité nacional. Esto es un atropello que constituye un gran golpe a la campaña electoral del Frente de Izquierda  pero que vamos a resistir”, concluyó.

1 Commentario

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*