El Concejo aprobó las cuentas de Cascallares

En una sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante de Almirante Brown aprobó la rendición de cuentas del ejercicio 2018. El expediente enviado por el Ejecutivo tuvo el respaldo de los 13 concejales del oficialismo más el de Daniel Bolettieri, de Red X Argentina, mientras que los dos ediles del Frente Renovador no estuvieron presentes.

La defensa del texto estuvo a cargo del titular de la bancada del Frente para la Victoria- PJ, José Lepere, quien hizo una lectura de los temas destacados del expediente y resaltó “la previsibilidad y el gran equilibrio financiero” que logró “el intendente (Mariano Cascallares) y su equipo de trabajo”.

“Se ejecutó un modelo previsible en un contexto difícil, pudimos cumplir las metas sin endeudar al Municipio y hubo una fuerte inversión con recursos propios

En un municipio con problemáticas crecientes y en un contexto desfavorable encontró el equilibrio”, señaló sobre el balance de un presupuesto de 3342 millones de pesos “que tuvo una modificación por 1300 millones más”.

 

En ese sentido, explicó que la rendición fue sobre algo más de 5600 millones de pesos, los cuales “permiten ver el nivel de ejecución de los recursos de libre disponibilidad que, en niveles porcentuales es de 99,7 por ciento”. De la misma manera, aseguró que “en ningún área la ejecución estuvo por debajo de los 98 puntos”.

 

“El año calendario cierta y quedan cuestiones por saldar que se hacen al año siguiente. La rendición limita el año calendario”, argumentó.

Además, precisó que la comuna tiene “una deuda mínima de 16 millones de pesos” que resta de la que tomaron con el Banco Provincia para la compra de maquinaria en el primer año de gobierno y reparó en que “no compromete a gestiones futuras”.

“La deuda flotante fue de 112 millones de pesos, es lo que quedó al 31 de diciembre d 2018, lo que tenía orden de pago y queda al mes siguiente, y se añade con los recursos que quedan en caja”, precisó.

Los cuestionamientos de la oposición llegaron de parte del concejal Carlos Regazzoni, de Cambiemos, que llevó su evaluación a los tres años de la administración de Cascallares y afirmó que en ese período “los vecinos se perdieron obras por un total de 3200 millones de pesos que no se ejecutaron porque no quisieron”

“El municipio fue beneficiado con obras como nunca en si historia, contrario a lo que dicen los carteles en la calle. Todo el trabajo formidable fue hecho con fondos provinciales”, cuestionó y remarcó que “se perdió otros por no adherir al pacto fiscal”.

De la misma manera, se quejó por la existencia de “impuestos distorsivos” como el que debe abonarse por el “derecho a la construcción y el derecho de oficina”

“Vamos a aconsejar a la gestión que en este último año traté de implementar un cambio radical en la forma en que gestionar los fondos públicos y que no los gasten a hurtadillas”, expresó e instó a que “el Municipio tenga una página web como la gente con la información actualizada”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*