Patricio Mussi y una inusual apertura de sesiones

La apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de Berazategui fue, de mínima, inusual. Los Mussi hicieron un gran despliegue en el playón del edificio municipal donde montaron un escenario con pantalla gigante desde donde Patricio dio un discurso que se pareció más a una charla TED o stand up que a un informe de gestión.

Si bien se enumeraron cosas que se hicieron en la gestión y se presentaron algunos números, la apertura de sesiones en Berazategui fue sin dudas diferente a las que llevaron adelante el resto de los jefes comunales, al menos, de la región.

Recorriendo el escenario, Patricio Mussi dio un gran discurso, emotivo sobre todo, que cerró con la voz quebrada y al borde de las lágrimas frente a la vista de su padre, Juan José Mussi, hoy presidente del HCD y de concejales, funcionarios y vecinos que se acercaron hasta el lugar.

El jefe comunal habló de distintas medidas que se tomaron en el distrito y de cómo fue creciendo, mencionó la “obsesión” por la limpieza, la salud, la educación, las luces y las plazas…  “al principio pensé que ser intendente era hacer plazas, veredas, festejar cumpleaños comunitarios, después pensé que era tener inmobiliaria, municipalizar el cementerio o hacer una clínica veterinaria (…) pero no, ser intendente es todo eso y mucho más” aseguró Patricio, y continuó “ser intendente es construir no solo una ciudad, sino construir orgullo y para eso hay que estar cerca, por eso se me ocurrió salir en bicicleta todos los días, para escuchar, oler, ver, que me inviten un mate. En la vereda comprendí que ahí mi viejo se había abrazado a los almaceneros para decirle no a los supermercados (…) vi cosas que estaban hechas y otras que no”.

Destacando su iniciativa de recorrer el distrito en bicicleta para hablar con los vecinos, el intendente aseguró que “hay que estar todos los días al lado de la gente poniendo la jeta. No solo para la foto con la cara que ponemos en la boleta (…) porque la gente de vota con v corta o te bota”.

Finalmente aseguró que “hoy decimos que estamos orgullosos de Berazategui” y cerró con su hija en brazos y casi entre lágrimas afirmó: “ser intendente de Berazategui es lo más grande que me pasó en la vida”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*