Hace un año están presas por denunciar a la Policía por coimas

Marcela Gutiérrez, Vilma Díaz y Norma Marín están detenidas desde febrero del año pasado acusadas de integrar una asociación ilícita que extorsionaba feriantes del Parque Pereyra Iraola, sin embargo, meses antes, habían denunciado aprietes y pedidos de coimas por partes de efectivos de la Comisaría tercera de Berazategui, una causa que está cajoneada. En medio, el abogado defensor denuncia una movida para eliminar la feria para que la Provincia busque recibir un subsidio de la ONU.

En diálogo con El Termómetro, Cristian Parodi el abogado de las detenidas, contó la situación de la causa: “están cumpliendo un año de detención. Las mandaron a la Comisaría quinta de Florencio Varela, están durmiendo en el piso y no hay agua en el lugar”.

El hecho sucedió en febrero del año pasado, la policía bonaerense lo difundió como la detención de “una banda que extorsionaba vendedores de una feria ilegal” y apuntaban a la líder de la banda “Marcela”.

“Usaron el artículo que está de moda que es el de asociación ilícita. Ella tienen una asociación civil que se llama El Molino Holandes, que trabaja desde 2001, desde la crisis fundaron la feria. En este caso para la Justicia pasó de una Asociación Civil a una asociación ilícita es gravísimo”, señaló Parodi y contó: “esto nació con el pedido de coimas de efectivos de la Comisaría Tercera de Berazategui. La policía las llevó ilegalmente a la comisaría, les mostró un facón y les pidió que recauden 70 mil pesos por mes para poder funcionar. Obviamente se negaron e hicieron la denuncia en la Fiscalía, pero esa causa está cajoneada”.

El Abogado denunció, además, que “a Marcela Gutiérrez la molieron a palos, están las fotos en la causa, y siempre con el objetivo que pague las coimas y haga la vista gorda a la distribución de droga que querían meter en el parque. Se hizo la denuncia, con nombre y apellido, y también fue cajoneada”.

“El disparate de todo esto es que Marcela llevó a unos cien feriantes a la Iglesia de la Medalla Milagrosa para que se hagan el monotributo social y fueron a la Provincia para que los censen a los efectos que le consigan un predio, pagar un cannon y legalizar la feria. La Defensoría de la Provincia sacó una resolución pidiendo a la Justicia que se abstenga de librar allanamiento una vez que esta gente se estaba sometiendo al Estado a los efectos de legalizar la feria. Mal que mal puede haber una asociación ilícita”, agregó Parodi.

Paro para el Letrado hay otro interés detrás de la movida por parte del Ejecutivo bonaerense: “aparentemente este año va a haber una misión de la ONU que podría bajar un subsidio de 1.500 millones porque el Parque Pereyra Iraola está considerado reserva natural. Ahora el Estado y la Justicia en lugar de regularizar la situación les armaron una causa”.

“Hay irregularidades que son propias de un Gobierno defacto, no de un proceso democrático. A Marcela Gutiérrez se le intervino las líneas telefónicas y no sabemos por qué. Agentes de inteligencia las seguían por todos lados. Ella no tiene patrimonio, vende barriletes”, denunció Parodi a este medio, quien además acusó a la policía de ser cómplice de entraderas a bancos, distribución de drogas y otros delitos. “Cuando hay una Comisaría denunciada el Fiscal suele correrla de la investigación, en este caso dispusieron que investigue la misma comisaría denunciada por extorcionar y pedir coimas. Cuando esta causa llegue a la Corte Suprema, que haremos la presentación en febrero, deberán definir esta irregularidad”.

Como corolario de la situación, la Justicia estudió la posibilidad de darle libertad controlada a Marcela Gutiérrez por su estado de salud, sin embargo les advirtieron que deberán esperar, al rededor de dos meses, porque el Servicio Penitenciario Bonaerense no tiene tobilleras y hay una lista de 200 internos en la mismas condiciones.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja
51

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*