Con gestos al peronismo, el Senado aprobó los pliegos del Tribunal de Cuentas y BAPRO

No hubo discusión ni peleas, estaba todo acordado desde hace días y salió sin hacer ruido. La Cámara Alta de la Legislatura aprobó los pliegos para las cuatro vocalías del Tribunal de Cuentas bonaerense y cinco direcciones del Banco Provincia. Cambiemos se quedó con tres lugares y repartió el resto entre el bloque de los intendentes y el Frente Renovador.

El oficialismo se quedó con dos lugares en el órganismo de control bonaerense. Uno de esos fue para Ariel Pietronave, hombre de Néstor Grindetti, intendente de Lanús y referente de la tercera sección. El otro cargo fue para Gustavo Diez, docente universitario y miembro de Asociación Argentina de Estudios Fiscales.

En tanto, el Frente Renovador ubicó a Daniel Chillo, actual integrante de la Auditoría General de la Nación; mientras que Insaurralde acordó el nombramiento de Juan Pablo Peredo.

En el Banco Provincia, Cambiemos se quedó sólo con un lugar y fue un pago al radicalismo con la renovación del actual director, Diego Rodrigo.

En la banca pública, Sergio Massa acordó el ingreso de su cuñado, Sebastián Galmarini, y del exintendente de Junín, Mario Meoni. Por su parte, el bloque Peronismo y Renovación, eligió para uno de esos lugares a la exdiputada nacional Julia Di Tullio, en un gesto al kirchnerismo. Mientras que Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, ubicó a su secretario de Hacienda, Andrés Vivaldo.

En la previa al inicio de las votaciones, todos los bloques se unieron para levantar la consigna “NoEsNo”, en contra de los abusos contra las mujeres.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*