Cinco detenidos en el Ministerio de Educación bonaerense por una estafa millonaria

Un empleado  de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense (DGyE) y  otras cuatro personas fueron detenidos por organizar una estafa al Estado provincial por más de 3 millones y medio de pesos.

El trabajador, del área Contralor Docente, dependiente de la Dirección de Recursos Humanos de la DGyE, está acusado de montar un sistema, junto a cuatro “prestafirmas”, a los que les había asignado cargos, sin trabajar. Fue denunciado por las autoridades de la Cartera y descubierto por una auditoría interna.

“Es empleado de Contralor en el departamento 4, que carga información más que nada del conurbano. Las personas fueron ingresadas de forma absolutamente irregular para que puedan cobrar plata, y después devolvérsela a este muchacho o distribuirla”, le dijo Ignacio Sanguinetti, subsecretario de Recursos Humanos de la DGyE, a la agencia DIB de La Plata.

Según consta en la denuncia, los “prestanombres” figuraban como preceptores en escuelas de La Matanza, pero no concurrían allí. Asimismo, desde el área educativa “ninguno de ellos cumplía con los requisitos formales” para ocupar esos cargos. Fueron detectados porque cobraban a través del sistema de ticketera del Banco Provincia, mecanismo que no exige la apertura de cuentas de caja de ahorro y sólo basta con el DNI para la extracción del dinero.

La habilitación para dicho cobro depende exclusivamente de la nómina que mensualmente envía la Educación al banco. Las personas a cuyo nombre se cargaban los servicios laborales concurrían a distintas sucursales y cobraban las liquidaciones de sueldo, adicionales y bonificaciones, cargados por el empleado de Contralor.

“La modalidad de esta banda era acompañar a la persona que cobraba en ventanilla, le daban un pequeño porcentaje y se quedaban con la mayoría del dinero”, detalló uno de los jefes policiales que actuó en los operativos

Desde la Dirección General de Cultura y Educación adelantaron que están buscando un nuevo sistema de cobro que impida estas maniobras.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*