La estrategia de Massa para lograr la autonomía de las elecciones municipales

Las legislativas dejaron una lección para aquellos que jugaron con Sergio Massa y Florencio Randazzo: una opción por fuera de la grieta no mide y hace peligrar la continuidad en las intendencias.

En junio, el Frente Renovador presentó en la Cámara de Diputados bonaerenses dos proyectos para escindir las elecciones municipales de las nacionales. En ese momento para Cambiemos era un no rotundo. La crisis no era tal y creían que necesitan el empuje desde abajo hacia la presidencial. El contexto cambió y desde la Gobernación ya lo ven como tan mala idea, aunque todavía deben mostrar cierta resistencia, por eso será el massismo quien apretará. Desde el espacio del tigrense quieren cambiar los dos votos que tiene en el Senado, para garantizar la aprobación del endeudamiento, necesario para el presupuesto 2019, a cambio de separar los comicios distritales.

La idea se viene charlando desde hace algunas semanas y, desde el sector que representa a Sergio Massa, aseguran que es un hecho que “el proyecto de autonomía municipal para las elecciones se va a tratar”. La amenaza es dejar sin presupuesto al Ejecutivo bonaerense, un cálculo de gastos y recursos que será de ajuste, en línea con el que intentan aprobar en Nación.

La cuenta es la suma de dos y reviste de importancia las bancas que le quedaron al tigrense en la Cámara Alta de la Legislatura. Cambiemos tiene 29 votos, los suficientes para sesionar y aprobar la mayoría de los temas. Así el Senador ha sido una escribanía gran parte del año, mientras que las discusiones se dan en Diputados, donde Manuel Mosca y Maximiliano Abad deben negociar para conseguir las manos necesarias. Sin embargo, esa mayoría automática no alcanza.

El presupuesto 2019 vendrá en línea con lo que salga aprobado del Congreso, por eso están esperando que tenga media sanción de Diputados ante de envíar a la Legislatura el proyecto. Se esperaba que llegue en la sesión del jueves 25.

Para que los números cierren María Eugenia Vidal volverá a tomar deuda en la provincia. Hasta el momento, la Mandataria es record en tomar dinero prestado. La aprobación de un endeudamiento requiere de dos tercios de la cámara, en el esquema actual Cambiemos sabe que no podrá contar con los votos de Unidad Ciudadana y será dificil que el espacio “de los Intendentes”, Peronismo y Renovación, acceda a quedar pegado. Esto fortalece el lugar de José Luis Pallares y Fernando Carballo, los dos hombres del Frente Renovador.

Esa es la discusión que se teje detrás del presupuesto. “Si Vidal quiere endeudarse va a tener que darnos las elecciones municipales”, señaló un importante referente massista de la Legislatura a El Termómetro y recordó a Cambiemos que “el proyecto da la libertad, si ellos quieren ir junto con las presidenciales pueden hacerlo”.

Entre los fuertes rumores que circularon en los últimos meses estuvo la posibilidad que, al igual que la Ciudad de Buenos Aires, Vidal decida separar los comicios de toda la Provincia de Buenos Aires por decreto. Sin embargo, perder el arrastre de la provincia más grande sería un problema para las aspiraciones reeleccionarias de Mauricio Macri.

Al mismo tiempo, desde Cambiemos comenzaron a ver que separar a los Intendentes del Conurbano de la presidencia podría beneficiarlos. “Eso desfinancia a Cristina, los Intendentes van a hacer la suya, buscar su reelección y después para las presidenciales tienen la libertad de apoyar a cualquier candidato”, contaron a este medio desde un Ministerio de La Plata.

La resolución estará en las próximas semanas. Si bien para el massismo es un hecho que el proyecto saldrá aprobado, todavía queda alguna resistencia en el oficialismo que moligeró su opinión y analiza la cuestión 2019 desde otra perspectiva.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*