Stockl: el dueño de la fábrica denunció penalmente a los trabajadores

 

Después de varios meses sin novedades, los trabajadores de la metalúrgica Stockl recibieron una notificación en la cual les informan que el dueño de la empresa inició una causa penal en su contra. La denuncia fue por las medidas de fuerza que tomaron los empleados que perdieron esa condición con el cierre de la fábrica.

La causa, iniciada por Rodolfo Stockl, está radicada en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora y está caratulada como “daño, incendio y amenazas”. Se basa en la permanencia que realizaron los operarios a fin del año pasado y a principios de este frente a la falta de respuesta por parte de los propietarios luego de varios meses sin cobrar el sueldo.

“No sólo quedamos 130 familias en la calle, sin trabajo, sin indemnización y sin conseguir trabajo hasta ahora, sino que además tenemos que aguantar que a los compañeros de Stockl nos llegue notificación de imputación en investigación penal por daños, incendio y amenazas. ¿Qué más vamos a tener que tolerar los laburantes que lo único que queremos es trabajar?, expresaron ante este nuevo escenario.

El recurso judicial está en línea con el telegrama que el personal de la compañía ubicada en el parque Industrial de Almirante Brown recibió en julio, cuatro meses después de que dieran por concluidas las acciones de reclamo y protesta.

“El despido nos llegó hace dos meses, nos despidió con causa por los daños. Nos dijeron que la rechazáramos y pidamos la indemnización: el telegrama decía que nos iban a pagar lo adeudado desde noviembre hasta enero con las vacaciones y el aguinaldo, pero todo quedó en la nada”, señaló a El Termómetro el delegado Juan Rocha, quien remarcó que se no tuvieron la colaboración esperada por parte de la UOM ya que “la burocracia sindical siempre tiró para la empresa, igual que el Municipio”.

41763506_342045269700118_7042574255980019712_o (1)

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*