Cambios de gabinete: una oportunidad para Molina

Los cambios de gabinete y la reducción de ministerios que oficializó el Presidente Macri en el gobierno nacional, y su posible correlato en la Provincia de Buenos Aires, abren un nuevo escenario propicio para  modificaciones en el Municipio de Quilmes.

Este marco le permite al Intendente Martiniano Molina dar un golpe de timón dentro de su gobierno y enderezar el rumbo de cara al 2019. Durante el fin de semana, varios actores del oficialismo especularon sobre las probables modificaciones que podrían llevarse adelante en caso de que exista la voluntad y la decisión política de hacerlo.

Desde el inició de su gestión, Molina aumentó el tamaño de un ya desproporcionado organigrama municipal que había heredado de su antecesor Francisco Gutiérrez. Al gobierno le sobran secretarías, subsecretarías, coordinaciones y direcciones, que muchas veces se superponen y otras funcionan como compartimentos estancos, con la consecuente inoperancia.

Con este diagnóstico, el Intendente ya escuchó varias propuestas desde su entorno para llevar adelante modificaciones, si bien todas son especulaciones, entre ellas pueden destacarse:

–       Unificar las secretarías de Obras Públicos y la de Servicios Públicos, volviendo al viejo modelo municipal. Incluyendo a Higiene Urbana y el GIRSU (recolección de residuos).  La iniciativa buscaría revertir el punto más crítico y cuestionado de la gestión Molina.

–       Crear una secretaría económica que incluya todas las áreas vinculadas (Haciendo, Finanzas, Arqui, Contaduría, etc.), considerando que estas áreas tienen un excedente de subsecretarías y direcciones que las ha vuelto operativamente ineficientes.

–       Resucitar la Secretaría General para Tomás Molina, y dejar un rol más político para la Secretaría de Gobierno, dándole protagonismo territorial y de acción política y difusión.

–       Bajar el rango de la AFyCC, y dejarla como un área dependiente de otra con conducción política.

–       También se estudiarían cambios en comunicación, salud, y seguridad entre otros.

Hoy, el entorno del Intendente se divide en dos grupos, los que creen que hay

“una oportunidad” para ordenar la gestión a partir de la crisis y hacerlo de manera urgente, mientras que otros consideran que “hay que estar tranquilos” y no dejarse llevar por los cambios  a nivel Nacional y esperar.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*