Novedades en la investigación interna sobre los supermercados chinos

La primera etapa de la investigación interna ordenada por el intendente interino Andrés Watson en torno al proceso de habilitación de los supermercados chinos en el distrito fue finalizada. Según declararon fuentes de la secretaría de Legal y Técnica, a cargo de la auditoría, a El Termómetro, se trató de “un trabajo monumental que dio sus frutos” y ahora varios funcionarios deberán explicar las irregularidades encontradas.

Watson inició el 11 de abril una investigación interna para que la cartera conducida por Daniel Dono “inicie un pormenorizado control y profundo análisis sobre el proceso de radicación, habilitación y funcionamiento de supermercados en el distrito”. Fuentes del área aseguraron a este medio que la investigación general ha concluido y ya se dio lugar a las actuaciones pre sumariales, ya que se encontraron presuntas irregularidades en el proceso. Bajo secreto de sumario, las áreas afectadas deberán brindar las explicaciones pertinentes.

Mientras el Ejecutivo avanza, en el HCD corren con otra suerte. Las reuniones que los miembros de la comisión de hacienda mantuvieron con los miembros del gabinete municipal no rinde frutos y los concejales temen que no puedan arribar a una conclusión. El encuentro celebrado la semana pasada con el  secretario de Industria y Desarrollo Productivo, Martín Pollera, finalmente se concretó sin mayores novedades.

El secretario, encargado de firmar los certificados de factibilidad, aseguró a los concejales que él sólo firma las habilitaciones en cuestión, pero no participa en el proceso. En efecto, la dirección que entrega los certificados es una oficina que dependía de Urbanización, pasó por Medio Ambiente, y ahora se encuentra bajo la órbita de la dirección de Industria,  comandada por Analía Tisera.

De la  reunión también participaron las juezas de faltas del distrito, quienes aseguraron que al no haber un pedido de intervención directo contra los comerciantes, no ven correcto actuar de oficio. Por su parte, la titular de la Agencia Municipal de Ingresos Públicos, Fernanda Barraza, no se presentó en el concejo ya que se encontraba de vacaciones. En su lugar fue una de sus secretarias, aunque no supo responder a las preguntas de los ediles.

De esta manera, el proceso de explicaciones para el que fueron citados los miembros del ejecutivo quedó trabado y los concejales aseguran que es sospechoso que nadie pueda responder respecto al proceso y concreción de las habilitaciones.

Mientras tanto, el mes pasado se otorgó otra factibilidad de localización para un supermercado chino. El mismo ese ubica en la intersección de las calles 1211 y 1268, en Ingeniero Allan. El proyecto cuenta con un total de 1134 metros cuadrados cubiertos. Según la fiscal e impositiva vigente, aquel comercio mayor a los 500 metros cuadrados deberá abonar por su habilitación un mínimo de $11.700,00. Sin embargo, desde el HCD esperan que la entrega de factibilidades quede suspendida hasta bien no haya respuestas concretas.

 

 

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*