Rivas Miera: “No falta el ventajero que dice que el Municipio gasta plata en alquileres”

El Concejo Deliberante de Lanús vuelve a sesionar la semana que viene en una extraordinaria por una serie de convenios y el polémico proyecto de las subastas de predios municipales. El presidente del cuerpo, Marcelo Rivas Miera se quejó de los “ventajeros que dicen que el municipio gasta en alquileres” y apoyó la decisión del Ejecutivo de deshacerse de esos terrenos “fueron mal comprados en su momento, no tienen funcionalidad y están destruidos”.  Aclaró que los fondos irán a puesta en valor de espacios municipales.

La sesión será convocada para el lunes 26 a las 11 horas. “Hay un montón de cuestiones urgentes para tratar”, explicó Rivas Miera a El Termómetro y aclaró: “de todas formas, esto es consecuencia de una política que instalé ni bien asumí. El Concejo Deliberante no para, no se cierra. Antes se terminaban las sesiones el 10 de diciembre y se retomaban el primero de abril. Siempre tuve la postura que el Concejo debe trabajar enero, febrero y marzo, porque hay requerimientos, no solamente que pueden venir del ejecutivo sino de particulares que merecen celeridad. No puedo tener el pedido de un vecino que se le está cayendo el árbol encima de la casa cuatro meses durmiendo”.  

En ese sentido, señaló que entre los proyectos hay “dos convenios con la ACUMAR (Cuenca Matanza Riachuelo), uno por 8 millones y otro por cincuenta y pico de millones más para recuperación de la Ribera de Lanús. Estamos recibiendo casi 70 millones yo no puedo dormir los convenios hasta abril, porque se lo necesita para que empiecen las obras”.  

Ya metido en la venta de edificios municipales, que generó revuelo en la oposición, Rivas Miera confirmó que “el ejecutivo mandó una nota para sacar del proyecto de las subastas el inmueble de Máximo Paz 142 donde funciona el Centro de Documentación Rápida”. 

Sobre ese punto aclaró que hubo un “error administrativo” porque la propiedad “no está en condiciones de ser vendida porque hay un convenio con el Ministerio de Gobierno bonaerense con los registros civiles”.  

Asimismo, defendió la medida que tomó el Gobierno de Néstor Grindetti: “quedaron a la venta los predios de la calle Melo y el de Liniers. Son propiedades que parecen casas tomadas. La realidad es que son edificios que fueron mal comprados, no tienen ninguna funcionalidad, están destruidos y ponerlos en valor significa fortuna para la Municipalidad. De ahí la decisión de venderlos”.  

“A Desarrollo Social se le están haciendo instalaciones nuevas para suplir eso. Y lo que se obtenga de la venta es para poner en valor edificios municipales. No es que va a rentas generales y el Intendente va a ser lo que se le cante. Va a ir para puesta en valor empezando por la parte vieja de la Municipalidad”, explicó el Presidente sobre el destino de lo recaudado y mandó un mensaje a la oposición: “no falta el ventajero que dice que el Municipio gasta plata alquilando y pone a la venta estos predios, lo que pasa es que para poner en valor estos edificios hay que demolerlos y no se puede afrontar”.  

Consultado sobre cómo cree que será el año legislativo, con un bloque oficialista con doce votos, el Presidente del cuerpo aseguró: “voy a trabajar de la misma forma en la que me vengo manejando desde el primer día. Podríamos transformar el Concejo en una escribanía, porque defino yo por las facultades que se me otorgan, pero esa no es mi intención. Mi intención es que el concejo sesione, discuta y lo que sea mejor en la discusión parlamentaria se aporte. No podemos ser tan necios de hacer lo mismo que hacían los otros y nosotros criticamos durante doce años, de no dar voz a la oposición y votar a libro cerrado. Voy a seguir apelando al consenso y al debate”.  

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*