Pereyra recuperó el HCD entre desprolijidades y polémicas

El pasado viernes el Honorable Concejo Deliberante de Florencio Varela eligió a las nuevas autoridades de cuerpo legislativo. La presidencia quedó a cargo de la, ya cantada, Laura Ravagni mientras que Juan Cruz Daffunchio fue designado como primer vicepresidente, secundado por el concejal camporista Jorge “El Loco” Romero. Tal como se había adelantado, el Frente Para la Victoria se quedó con la conducción completa del HCD, incluido el secretario, dejando a Cambiemos y al Frente Renovador mirándola de afuera.

Por su parte las fuerzas opositoras hicieron lo suyo para acompañar la decisión. El espacio massista conducido por Daniel Zisuela nuevamente optó por no presentarse, sin embargo y a pesar de los seis votos faltantes, el oficialismo contó con el quórum necesario para sesionar.

El bloque de Cambiemos sí bajó a la sesión, aunque se abstuvo de presentar candidatos para la presidencia y tampoco votó la propuesta del FPV. Otros seis votos menos. Con ocho votos propios, y dos prestados de Nuevo Encuentro, Ravagni retornó al sillón presidencial.

La polémica la desató el vicepresidente primero Juan Cruz Daffunchio. Según algunas valoraciones de los presentes, su designación para la vicepresidencia, es un “premio a los disturbios”. Daffunchio fue el protagonista del escándalo que sucedió allá por noviembre del año pasado cuando una patota de la UOCRA, conducida por el edil Juan Olmedo, ingresó al recinto y comenzó a golpear a todo concejal que se atravesaba en su camino. Algunas versiones aseguran que fue el nuevo vicepresidente quién inició la trifulca.

Además a “El Piquetero Daffunchio”, apodo que se ganó por ser el principal referente del Movimiento de Trabajadores Desocupados de Varela a fines de los 90 y que luego pasó a la Coordinadora ‘Aníbal Verón’, le recordaron a los gritos el momento en el que ingresó a la Municipalidad de Florencio Varela con un bidón de nafta amenazando incendiarla.

Cierto es que Daffunchio se acercó al kirchnerismo en 2003, para quedarse. Hoy cubre el lugar del secretario de gobierno Andrés Wattson, quien hizo un breve retorno al sillón tras el ataque de la UOCRA, momento en el cual Daffunchio prefirió resguardarse hasta que el agua corra bajo el puente, para regresar con un puesto en la presidencia.

El Honorable Concejo Deliberante de Florencio Varela volvió a la normalidad, a sus parámetros de normalidad, al menos.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*