Berazategui sin paritarias ni aumento salarial

El titular de la Unión de Obreros y Empleados Municipales de Berazategui (UOEMB), Daniel Báez, dialogó con TTT respecto a la discusión salarial en el distrito. En ese marco aseguró que el gobierno municipal conducido por Juan Patricio Mussi no otorgó ningún tipo de aumento a los trabajadores municipales, y desconoce las intimaciones del Ministerio de Trabajo a presentarse a una mesa de diálogo.

Daniel Báez contó a El Termómetro que la Ministerio de Trabajo convocó a una reunión para discutir las paritarias municipales, el pasado 20 de febrebro pero el Ejecutivo municipal no se presentó. “Por séptima vez el Ejecutivo no se presenta a la convocatoria. Desde el año pasado venimos insistiendo sin obtener respuestas”, declaró el dirigente. En esa línea el titular de la UOEMB acusó al intendente Patricio Mussi de no querer discutir paritarias ni convenios colectivos de trabajo, como hacen los “intendentes feudales” y aclaró que en Berazategui, un trabajador municipal cobra, de básico, 4300 pesos, y aún se mantienen muchos con muchos “contratos basura”.

Además, el dirigente de la UOEMB adelantó que si el Ministerio de Trabajo no hace comparecer a la Municipalidad, van a denunciarlos en la justicia por incumplimiento de funcionario público, y aclaró “Quienes nos representan están al margen de la ley, y eso es inaceptable”.

Ataques a trabajadores municipales

Por otra parte, desde la Unión de Obrero y Empleados Municipales de Berazategui denunciaron que una empleada municipal que fue atacada en su lugar de trabajo en la Unidad Sanitaria Municipal Nº 25 del Barrio Kennedy Sur cuando “dos mujeres fuera de sí atacaron a una trabajadora y la golpearon en la cabeza a piñas y patadas”.

En esa línea Báez aseguró que “lamentablemente esto no es un hecho aislado, esto pasa generalmente en los servicios públicos de salud, en las unidades sanitarias y hospitales”. Y analizó que el problema se debe a dos principales factores, por un lado la falta de cumplimiento de las expectativas de la gente en el servicio de salud pública. Y por otro lado, la delincuencia generalizada.

Según detalló el dirigente, el Ejecutivo dispuso presencia policial en algunas de las unidades sanitarias, pero para “achicar gastos en personal policial optaron por cerrar algunos centros en el horario nocturno”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*