Morales reprime y Macri mira para otro lado

 

Desde el Frente Quilmeño para la Victoria repudiamos la violenta agresión y orden de represión por parte del gobierno radical de Gerardo Morales en la última audiencia del juicio contra Milagro Sala.

El presidente del Concejo Deliberante de Hurlingham, Martín Rodríguez, fue detenido, mientras que la diputada nacional quilmeña Mayra Mendoza, del Frente Para la Victoria, fue violentamente agredida en las inmediaciones de los tribunales donde continúa el juicio a la líder social jujeña Milagro Sala.

La diputada se encontraba junto a una delegación de legisladores nacionales, provinciales y funcionarios locales que habían llegado a San Salvador de Jujuy para participar de la última jornada de audiencias en el juicio que se sigue injustamente y sin prueba alguna de delito contra Milagro Sala. El viaje de los legisladores para presenciar la audiencia no era desconocido por las autoridades locales ya que previamente habían presentado un listado con los nombres de quienes iban a ingresar.

Por orden del gobernador Gerardo Morales la policía provincial jujeña impidió el ingreso a quienes deseaban presenciar la audiencia, no los dejó acercarse a la puerta del tribunal y sin otro motivo más que el hostigamiento político a quienes piensan distinto comenzó con la represión.

En esta Argentina con una calidad democrática que desmejora día a día, desde Jujuy hace un año que se mancha a nuestra querida y valorada democracia. Gerardo Morales en Jujuy pretende gobernar sin Estado de Derecho y manejar la Provincia a su gusto. A pesar de las opiniones vertidas por la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Mercosur, OEA, Parlasur, Amnistía Internacional, entre otros, el presidente Mauricio Macri, aliado político de Morales, mira para otro lado.

A continuación, el video de la represión a la diputada (Cortesía C5N):

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*