Inauguraron la Casa de Justicia y Paz “Jorge Novak”

El Obispado de Quilmes lanzó la Casa “Padre Obispo Jorge Novak”. El emprendimiento funcionará en San Francisco Solano y ofrecerá servicios de ayuda legal y psicológica a personas que se encuentren en estado de vulnerabilidad y con escasas posibilidades de acceder a servicios de asesoría legal.

En el acto de lanzamiento, realizado en la sede del Obispado -ubicada en Pellegrini 3280-, estuvo el Defensor ante la Suprema Corte de Justicia provincial, Mario Coriolano; el Intendente Martiniano Molina, y el Obispo de la región, monseñor Carlos Tissera, quien comentó que se brindará asistencia social a una de las zonas más castigadas del municipio.

Entre las problemáticas que atenderá, se priorizarán las situaciones de violencia de género, problemas de niñez y adolescencia, y violencia institucional. Según informaron desde la Pastoral Social, “la atención de cada una de las situaciones será a partir de un enfoque interdisciplinario realizado por un equipo integrado por psicólogos, asistentes sociales, mediadores y abogados”.

En lugar del ministro de Justicia Germán Garavano, a quien se lo esperaba para la firma del convenio, estuvo Mauricio Devoto (secretario de Planificación Estratégica). El funcionario destacó las herramientas de mediación y agradeció la integración entre las partes. Otro de los actores del sistema judicial presente fue el  juez federal Luis Armella.

Durante su intervención, Molina recordó el mal estado en que se encontró el archivo municipal al inicio de gestión. Al igual que el espacio Jorge Novak, el cual fue reparado y actualmente funciona el sector de atención al vecino. “Este impulso que tomamos con el apoyo absoluto y la Iglesia, es el mensaje que queremos dejar. Celebro este tipo de convenios y basar estar transformación en la capacitación”, aseguró.

Mario Coriolano, el principal impulsor de la creación del espacio, contó que la idea surgió en 2001 con el obispo Novak, aunque se dilató por su enfermedad. “En agosto de este año volvimos a charlar con el padre (Tissera) y trabajamos juntos. Es la primera casa de justicia que va a estar en una Iglesia”, manifestó.

El emprendimiento funcionará en la parroquia Nuestra Señora de las Lágrimas (Calle 829 N° 1870), de lunes a viernes de 8.30 a 16, de manera gratuita.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*