Berazategui: El agua bajo la lupa de la justicia

A pesar del intento mussita de tapar el sol con las manos, la investigación judicial continúa complicando más y más a las autoridades municipales de Berazategui. Hace tan solo una semana, este medio confirmó que el agua corriente del municipio gobernado por Juan Patricio Mussi, no es apta para el consumo humano y dio detalles de las zonas mas comprometidas por la presencia de químicos abrasivos para la salud (https://goo.gl/pzH8Q5), dichos estudios realizados por la Sección de Apoyo Técnico del Departamento Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina, se enmarcan en una investigación aún más polémica.

El 1 de septiembre el Juzgado Federal de Quilmes, a cargo de Luis Armella, allanó el Palacio Municipal de Berazategui en el marco de la investigación a Patricio Mussi por supuesto desvío de fondos del plan social “Argentina Trabaja”. Durante dicho allanamiento, se encontraron análisis bromatológicos que atan del año 2011, los cuales advertían que el agua corriente del municipio estaba contaminada, y que debían tomarse medidas urgentes. A pesar de ello, ninguna autoridad municipal tomó cartas en el asunto. Fuentes judiciales confirmaron a éste medio el hallazgo de los papeles y problematizaron la situación: “La nueva administración provincial no encontró ningún registro del sistema de agua en Berazategui. Nunca lo presentaron por cuenta propia, y al parecer, nadie se los exigió”.

Cabe destacar que el intendente berazateguense enfrenta hoy dos causas judiciales: una por supuesto enriquecimiento ilícito, y otra por el estado del agua corriente municipal. Tras el allanamiento, Mussi presentó medidas legales para frenar ambas investigaciones, la primera denunciaba al juez Armella alegando que durante el allanamiento se vulneraron derechos y garantías tanto de la Comuna como de empleados y funcionarios de la misma, así como del público en general”, pero el fallo fue a favor del juez. La segunda medida legal presentada por Mussi, se realizó ante la Cámara Federal de La Plata, denunciando que “no es jurisprudencia del Juzgado Federal de Quilmes continuar con la investigación del agua municipal”. Este pedido de competencia, aún no ha recibido un fallo determinante, por lo cuál la investigación judicial se encuentra detenida.

Avances en la causa

Pese al amparo legal contra el juzgado de Quilmes, La Defensoría del Pueblo de la Provincia, se presentó como amicus curiae en la causa y continúa avanzando en la investigación. El 16 de noviembre del corriente, elevó una resolución ante las autoridades municipales tras conocer en octubre  el resultado de los análisis ordenados por la justicia.

Según la resolución de la defensoría, las autoridades municipales fueron notificadas de los resultados, e incluso presentaron sus propios análisis: “el departamento laboratorio Bromatológico – Bacteriológico de la Municipalidad de Berazategui remitió  con fecha 2 de mayo de 2016 los datos obtenidos del muestreo realizado en diferentes zonas del municipio (…) en las muestras 31 a 46 se observa que desde el mes de enero del corriente año diversas muestras fueron clasificadas como CONTAMINADAS, desconociéndose el origen de dicha contaminación”, y continúa: “que el Director bonaerense de Epidemiología del Ministerio de Salud informó se registraron 290 casos de gastroenterocolitis los cuales fueron atendidos en el Hospital Evita Pueblo, y otros en el Isidoro Iriarte de Quilmes y que las autoridades sostuvieron que la fuente de contaminación es el agua, señalando que existe una evidencia muy fuerte respeto a la existencia de una bacteria”.

Además registra que el día 17 de octubre se conformó en la Defensoría un Comité de Gestión para el seguimiento y control de la calidad del agua, integrado por representantes del municipio de Berazategui, la Autoridad del Agua y del Ministerio de Salud de la Provincia, comisión que volvió a reunirse el día 20 de octubre.

Citando a la Constitución Nacional y a diversos organismos internacionales de Derechos Humanos, respecto al derecho a la información y la salubridad, la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires resolvió: “Recomendar al Municipio de Berazategui, al Ministerio de Salud, al Ministerio de infraestructura y al Organismo de Control de Agua de Buenos Aires que instrumenten una campaña de prevención y un programa de difusión ciudadana para informar adecuadamente a los usuarios del servicio de agua de dicho distrito acerca de las condiciones de potabilidad de la misma, teniendo en cuenta los resultados y/o valores que arrojen los análisis de cada punto de muestro”.

Sin embargo, las autoridades municipales insisten en hacer caso omiso a las recomendaciones e investigaciones judiciales, operando campañas que desmienten el peligro que corren los vecinos berazateguenses.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*