Vuelve el fantasma del agua contaminada

El municipio de Berazategui está nuevamente en el foco de atención por polémicas acusaciones  públicas, en las cuales denuncian que el agua de pozo que llega a las casas está contaminada.

Tras el brote de gastroenterocolitis que estalló en Berazategui  el pasado mes de abril, el cual fue adjudicado a la contaminación del agua y cuyo motivo fue desmentido por el intendente Patricio Mussi, vecinos del municipio insisten con que el agua está contaminada y no es apta para el consumo humano.

Por orden del Juzgado Federal  de Luis Armella, el Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal, realizó los análisis correspondientes, los cuales habrían ratificado que el agua está contaminada y no está en condiciones de ser consumida ya que “puede generar una enfermedad transmitida por el líquido, pudiendo provocar infección urinaria, diarrea, gastroenteritis, meningitis, etc”. Por otra parte, el expediente agrega que se detectaron zonas con exceso de cloro en el agua que podrían causar “irritación gástrica”.

Según constaría en el expediente, por los allanamientos realizados a la municipalidad de Berazategui, el Intendente Juan Patricio Mussi, sabría del estado crítico del agua que consumen los berazateguenses, pero habría optado  por “cajonear los estudios” que se realizaron entre 2011 y 2016.

 

 

 

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*