Fuerte polémica por la venta de las casas de Cervecería Quilmes

Este martes en la sesión ordinaria del Consejo Deliberante de Quilmes estalló un tema que ya venían los vecinos de Villa Argentina denunciando. Se trata de la venta de las casa del barrio Villa Argentina, de empleados o ex empleados de la Cervecería Quilmes.

El pasado 27 de mayo, desde el Municipio se informó formalmente de una reunión entre el intendente y directivos de la Cervecería Quilmes, donde Molina “solicitó un plan de inversiones que garantice la puesta en valor del Parque de la Cervecería, así como una solución habitacional definitiva para el barrio Villa Argentina”. Días después la empresa se puso en marcha para la venta de las propiedades pero ya no como un “beneficio” para los vecinos del barrio, sino que al contrario los obligan a comprar la vivienda o dejarla.

Según contaron los vecinos el primero de junio los citaron a una reunión en una casa vacía del barrio, el encuentro fue con la inmobiliaria O’Keefe. Se informó que los vecinos debían decidir en el trascurso del mes de junio si compraban o no. En caso contrario la misma saldría a la venta para potenciales compradores (aunque algunos vecinos tienen contratos vigentes, o sea venderían las casas con sus ocupantes dentro). Para que la casa no se venda la Cervecería pide un 5% de seña y luego completar esa suma con un 20% en concepto de adelanto, luego de esto los vecinos deben recurrir a un banco a solicitar un crédito hipotecario.

Según relatan los vecinos se encuentran en un total estado de desesperación ya que la mayoría de ellos no pueden comprar las casas ya que no tienen el 25% que requieren de adelanto y tampoco acceder a un crédito hipotecario; por otra parte la gente que dio esa reserva del 5% por desesperación a la hora de ir a un banco a solicitar un crédito no les es posible ya que no tienen ningún tipo de documentación de la casa por la que solicitan dicho crédito.

En otra carta (que se publica en esta nota) a las más de 150 familias que viven en el lugar informan desde Cervecería Quilmes que la venta fue solicitada por el Intendente Martiniano Molina, por lo que los vecinos comenzaron solicitar información a la municipalidad. Es por esto que este martes se acercaron al Concejo Deliberante, donde el concejal del FPV, Claudio González, presentó una minuta de comunicación que despertó la polémica y la preocupación por parte de todos los bloques presentes.

En la minuta se pide que se contemple la situación habitacional por la que están atravesando las familias, que informe en carácter de qué interviene el municipio y que en caso de existir expediente del barrio se gire al Concejo Deliberante, finalmente piden dar cumplimiento a la ordenanza 10633/07 que contempla la situación de aquellos sitios declarados “Patrimonio Histórico” que son sujetos a expropiación y que cualquier modificación sobre los mismos debe ser aprobada por una comisión especial.

A través de una carta los vecinos aseguraron que “realmente nos sentimos coaccionados a comprar o dejar nuestros hogares que arreglamos, refaccionamos, cuidamos y amamos, y la situación es realmente angustiante”.

Entre las ciento cincuenta familias que residen allí la mayoría está en el barrio hace muchos años, muchos son jubilados, y otros están entre los doscientos cincuenta despedidos de la Cervecería Quilmes en estos años.

La presidenta del bloque de Cambiemos en el HCD, Raquel Coldani, aseguró que el intendente no tiene nada que ver con la venta de las casas y desde el oficialismo aseguran que sólo se le pidió a la empresa que les dé a los habitantes de Villa Argentina la posibilidad de comprar las casa, no obligarlos.

IMG-20160628-WA0005 IMG-20160628-WA0007 IMG-20160628-WA0008

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*