La relación de los Intendentes con las Universidades de sus distritos

La política juega un rol importante en la conducción de las Universidades Nacionales, más aún en las que están en el territorio bonaerense. La relación entre las casas de Estudios y las Comunas suele ser institucional por una cuestión territorial, sin embargo no es el mismo el trato entre todos los Intendentes con los Rectores.

En Quilmes la relación entre la Municipalidad y la UNQ es buena a nivel institucional. La Comuna aportó el predio para que la Casa de Altos Estudios pueda realizar el campo de deportes que fue inaugurado en marzo pasado, como uno de los trabajos en común más importantes. Aunque a nivel político la Institución tiene una postura que no acompaña el gobierno local de Cambiemos.

Villar se mostró con el ex ministro de Economía, Axel Kiciloff y premió a Hebe de Bonafini este mismo año dejando en claro el posicionamiento de la Universidad. Asimismo, el ex rector Mario Lozano ya está lanzado a la política dentro del espacio que encabeza Cristina Kirchner.

La UCR local, parte del Gobierno municipal, se metió con Franja Morada a disputar la política estudiantil sin mayores aspiraciones por ahora.

La UNQ, además, mantiene una buena relación con la municipalidad de Berazategui donde tiene una sede que comenzó a dar talleres y cursos de extensión. Con la colaboración del Ejecutivo local comenzó a crecer, aunque Mussi no es parte corriente de las actividades de la Institución.

La Universidad Nacional Arturo Jauretche también instalará una sede en Berazategui, uno de los pocos distritos de la región que no tiene una Casa de Altos Estudios.

En este caso, la UNAJ mantiene una muy buena relación política con la municipalidad de Florencio Varela, muchos creen que Villanueva debe su lugar a Julio Pereyra. Hoy esa relación con Andrés Watson persiste y el actual intendente busca mostrarse más presente en el espacio educativo. Es más, tanteó, hasta ahora sin éxito, armar una agrupación de política estudiantil con apoyo municipal.

En Lanús hay un caso particular. La relación del Municipio con la UNLa es bueno a pesar de las claras diferencias ideológicas entre el Intendente Néstor Grindetti y la rectora Ana Jaramillo. Desde la entidad educativa creen que la relación es mejor que la que tenían con Darío Díaz Perez, el ex Jefe Comunal de la misma línea política.

Ambos espacios trabajan juntos e intentaron mostrar una “gestión sin grieta”. A pesar de eso, desde la gestión municipal miran de reojo la actividad política dentro de la Universidad. En su momento denunciaron una campaña de afiliación peronista. Pero el trato entre Grindetti y Jaramillo es recíproco. El Mandatario quiere tener una buena relación con la única Casa de Altos Estudios nacional del distrito y la Rectora sabe que tiene en el ex ministro macrista un enlace con el Gobierno Nacional para solucionar la falta de fondos o el pedido de obras.

En la UNLa también se acercaron a Jorge Ferraresi, el intendente de Avellenda, quien parece hoy estar alejado de actividad en la UNDAv. La semana pasada el Jefe comunal participó de la inauguración de la Escuela de oficios junto a Jaramillo.

La relación del Intendente avellanedense con el rector de la Universidad en el distrito, Jorge Calzoni, no estaría pasando por un buen momento. Fueron compañeros en la escuela técnica pero hoy parecen estar distanciados por cuestiones de conducción política. Ferraresi es el mandamás del peronismo y no deja lugar a dudas.

En un gesto que se tiño de político, a principio de año Grindetti cerró un convenio con la UNDAv para la incorporación de estudiantes a pasantías rentadas dentro del Municipio. Para muchos fue un golpe a la gestión A y una muestra de distanciamiento. El enojo de Ferraresi estaría vinculado, entre otras cosas, al espacio que el Rector le dio a La Cámpora y se habla incluso de movimientos dentro del personal de la Universidad relacionados al momento que atraviesan.

En este marco, las declaraciones de la gobernadora María Eugenia Vidal sobre las Universidades Públicas del conurbano no hicieron más que complicar la relación que tienen los Intendentes de Cambiemos en sus distritos. Más allá que suscriban o no a lo que dijo la Mandataria les impide mostrarse estos días para no pasar por hechos como el que sucedió en Córdoba donde abuchearon al Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*