Rendición de cuentas: Inversiones en Lebacs y fondos de Nación a cuenta gotas

En los próximos días, el Concejo Deliberante de Quilmes, tratará la rendición de cuentas del año 2017 de la gestión de Martiniano Molina. Entre los números se destacan las inversiones que el gobierno municipal hizo en Lebacs y la escasez de fondos recibidos por el gobierno nacional para el financiamiento de las obras que se están llevando adelante en el distrito.

Durante el 2017, ingresaron a las arcas municipales $4.170.771.850, se devengaron $4.285.381.195 y se pagaron efectivamente, unos doscientos millones de pesos menos ($4.080.475.283). Los recursos con los que contó el ejecutivo se dividen en $1.921.546.879 de origen municipal, que tuvo un importante aumento en la recaudación; $1.668.572.424 de origen provincial ($410.388.166 afectados y $1.258.184.257 de libre disponibilidad); y $580.645.547 de origen nacional, afectados a distintas obras que se realizan en el distrito.

Es en estos últimos fondos, los enviados por el gobierno nacional, es de donde surge el primer dato llamativo. El gobierno nacional comprometió para Quilmes, a través de convenios, anuncios y licitaciones, fondos por $3.935.734.882 y sólo le envió durante todo el 2017 algo más de quinientos millones. Las consecuencias de esta llegada de fondos a cuenta gotas son fuertes deudas con los proveedores municipales y obras paradas en muchos casos por falta de financiamiento.

El segundo dato para destacar son las inversiones en Lebacs (protagonista por estos días de la crisis económica que atraviesa el gobierno) que el Municipio hizo el año pasado y por las que habría obtenido ganancias en intereses por alrededor de 60 millones de pesos. Estos fondos figuran en el informe como “inversiones temporarias” por un monto de $3.579.921.899. Sin embargo, desde el ejecutivo explicaron a este medio que la inversión que se hizo fue de entre 250 y 350 millones de pesos de los cuales se obtenían los intereses y luego se reinvirtieron cada 15 o 30 días y los más de 3.500 millones que figuran en la rendición es el acumulado que registra el Rafam. “La inversión se trabajó para generar intereses y luego con eso comprar equipamiento” informaron.

Otro dato a tener en cuenta es la sub ejecución durante el año pasado del siempre polémico Fondo de Financiamiento Educativo ya que de los $158.883.284 de los cuales hay devengados casi diez millones de pesos menos ($149.083.161).

Además, desde diversos bloques de la oposición están trabajando con los datos aportados de proveedores municipales, algunos de ellos involucrados en denuncias judiciales durante la anterior gestión y otros incluso denunciados por esta administración; entre los que están en la mira se encuentra también una cooperativa que estaría vinculada a un importante intendente de la región.

Este miércoles, la rendición de cuentas de la gestión Molina, tuvo despacho favorable en la Comisión de Presupuesto Impuesto y Hacienda del Concejo Deliberante de Quilmes, hasta donde se acercó el secretario de Economía del Municipio, Pablo Zawistowski, para responder a las inquietudes de los ediles de la oposición; el lunes llegará al recinto para su tratamiento.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja
41

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*