Tosqueras: falta de control y muerte

Tras el fallecimiento de los dos menores  en la tosquera Arroyo las Conchitas de Canteras del Sur, empresa perteneciente a Gildin S.A, resurgió la preocupación por el estado de las cavas en la región. Desde el Foro en Defensa del Río de La Plata denuncian la falta de controles y la complicidad entre los gobiernos, las empresas privadas y los estamentos judiciales.

En diálogo con El Termómetro, Ernesto Salgado, integrante del Foro, expuso la problemática: “Son verdaderas trampas de muerte. Las bases se llenan de ramas y plantas que forman marañas, los lados se desmoronan y se hace imposible subir. Es permanente que en los veranos los chicos que se meten quedan atrapados”.

En ese sentido, se refirió al fallecimiento de los dos primos oriundos del barrio Kennedy, y recordó las relaciones entre Juan José Mussi y el juez federal Luis Armella, cuando este último tuvo a cargo la causa ACUMAR, y el actual Presidente del HCD era Ministro de Medio Ambiente de la Nación. “En Ranelagh, en esa tosquera, tuvo dificultades el Juez Armella porque la empresa estaba a nombre de su mujer y sus parientes. Hubo amenazas en el barrio y ofrecimientos a cambio del silencio de los vecinos.  Se rezonificó Ranelagh y se empezó con esa empresa que abasteció con la tosca que se utilizó para el rellenado del camino del riachuelo en la primera gestión del ACUMAR”.

La ordenanza que modificó los predios que abarca la mencionada tosquera es la 3991. Previo a la rezonificación, el lugar era categorizado como R4 residencial, pero pasó a ser zona rural, a fin de poder ser explotado para la extracción de tosca.

Según detalló Salgado, hay más de cien cavas en la región y la mayoría de ellas se encuentran mal señalizadas y están fuera del control estatal. “Los chicos que mueren son los pobres, que no tienen otro lugar para ir a refrescarse. Cuando se procede a hacer algo al respecto, los municipios las llenan de basura y las convierten en basurales a cielo abierto agravando el panorama”.

Destrucción de humedales por emprendimientos privados

El creciente desarrollo de emprendimientos inmobiliarios en Berazategui avanzó sobre los bosques autóctonos de la zona de Hudson. A pesar del recurso de amparo presentado en 2015, las obras siguen su curso perjudicando a los vecinos de la zona y el ecosistema local.

“Pueblos del Plata, el primer barrio construido por la empresa constructora de Achaval y Caputo, suma el sexto barrio, El Cano, que avanza directamente sobre el bosque”, afirmó Salgado y explicó que “están invadiendo zonas categorizadas como amarillas, tanto para la Ley Nacional de Bosques como la Provincial. La zona roja ya la avasallaron con el paredón que impide el acceso del río a los humedales, ahora están sobre la parte amarilla”.

A fin de mostrar el estado de las obras y la afectación del bosque ribereño, se realizará una caminata desde la estación de Hudson hasta la ribera, el próximo sábado 21 a las 9 hs. e

 

 

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*