Se agudiza el conflicto por la grasera denunciada por olores nauseabundos

Un importante grupo de vecinos vienen denunciando desde fin de año a la grasera “Rendering” por olores nauseabundos. La justicia dictaminó la clausura y en respuesta camioneros que transportan los restos de huesos y animales decidieron tirarlos en el barrio y protestar frente a los tribunales.

Los vecinos denuncian olores nauseabundos que se tornan insoportables, más aún con las altas temperaturas.  Los mismos son consecuencia del funcionamiento de la empresa “Rendering S.A.- Aceites y Grasas Industriales en fabricación al Por Mayor”, ubicada en Cerrito y Calle 178, a dos cuadras de Zapiola y Camino General Blegrano.

Esta empresa acumula grandes cantidades de restos de animales muertos, grasas y huesos, en un galpón abierto a la calle Cerrito. El último día del año, los vecinos obstruyeron la puerta del lugar no dejando ingresar a ningún camión.

Desde la Agencia de Fiscalización y Control Comunal explicaron las complicaciones con las que se encuentran para intervenir; según manifestaron a este medio es difícil clausurar, aunque inspeccionaron en tres ocasiones, y estuvieron ahí también el área de Medio Ambiente y el OPDS. Pero al tener categoría 3 de la OPDS; el Municipio no tiene posibilidad de clausurar, salvo que haya informe de medio ambiente previo y luego un decreto municipal para clausurar, pero que podría derivar en una fuerte disputa judicial. La categoría 3 de la OPDS incluye a aquellos establecimientos que se consideran peligrosos porque su funcionamiento constituye un riesgo para su seguridad, salubridad e higiene de la población u ocasiona daños graves a los bienes y al medio ambiente. Sin embargo, la que actuó fue la justicia y clausuró el lugar.

Desde la empresa argumentan que los olores se dieron porque estuvieron cuarenta horas sin luz; dejó de funcionar la trituradora y la acumulación de desechos generó el fuerte olor. Cabe mencionar que Rendering funciona en el distrito desde hace alrededor de 60 años.

Además hay un problema que excede la ciudad. Debido a la apertura de exportaciones y la salida al exterior de mayor cantidad de cabezas de ganado hay mayor excedente que va a este tipo de empresas y los graseros exigen descargar.

Tras la clausura de Rendering, los recolectores de grasa reaccionaron, tanto contra los vecinos que viven en torno a la empresa como contra la Justicia.

Luego de la clausura, y con varios camiones cargados de los desechos, un grupo de camioneros cortaron Zapiola y Camino General Belgrano con 20 camiones y les arrojaron a los vecinos el sebo a la calle. Luego, diez camiones de transporte se dirigieron a la esquina de Yrigoyen y Videla, en la puerta de los tribunales donde también provocaron un corte de calle y el olor producido por la grasa en descomposición bajo el sol se sintió en el centro de la ciudad.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*