Más deuda, mayor déficit y menos gasto social, el análisis del presupuesto de Vidal

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda realizó un completo informe sobre el proyecto de presupuesto 2018 de la Provincia de Buenos Aires donde destacan el fuerte incremento de la deuda pública, así como de los aportes del Tesoro Nacional y la baja, del 0,3 por ciento en los gastos sociales. Curioso, en la primera mitad del año, la Secretaría de Medios, encargada de la pauta oficial, gastó un 53,3 por ciento de más sobre los fondos que tenía asignados.

El primer dato que consigna el informe del observatorio que depende del Módulo de Economía Política de la UNDAV es el crecimiento del déficit financiero en la provincia, por tercer año consecutivo.  Para 2018 el presupuesto estima números rojos por 30.900 millones de pesos, a  partir de un superávit primario de 7.500 millones y un quebranto de capital superior a los 38.400 millones.

Entre los gastos se destaca que hubo una baja a los servicios sociales del 0,3 puntos por ciento con respecto a 2017. Esa proporción será asignada al pago de intereses de la deuda, los cuales suben 0,2 puntos porcentuales.

Con respecto a otros años, Buenos Aires se verá ampliamente beneficiada por los Aportes del Tesoro Nacional que llegarán para la administración de María Eugenia Vidal. Serán 44.532 millones de pesos, lo que representa un 163 por ciento de aumento con respecto a lo que llegaba en 2015, el último año de gestión de Daniel Scioli.

Según el Observatorio de Políticas Públicas hay un  incremento notorio en peso de esa deuda. La proyección de pago de intereses para 2017 es de 113.000 millones, un 77 por ciento más que lo inicialmente proyectado. Sobre esta cifra, para 2018 se proyecta un 21,7 por ciento más para 2018. El aumento de la deuda, también se refleja en las colocaciones de títulos públicos en mercados externos. Así, la deuda en dólares de la provincia es  5.000 millones de dólares  superior a la de 2015. La tasa de crecimiento acumulada en el bienio es del 56,1 por ciento..

Entre los datos de la ejecución presupuestaria de 2017, a junio del corriente llama la atención el apenas 37,8 por ciento de ejecución de los fondos destinados a Desarrollo Social y magro 14,6 de salud, dos área socialmente sensibles. Sin embargo,  hubo beneficiados. Hubo una sobreejecución del 53,3 por ciento, es decir un gasto por encima de lo asignado para la Secretaría de Medios, la encargada de distribuir la pauta publicitaria. Llama mucho la atención en una año electoral.

En El Termómetro hablamos con Sergio Chouza, docente de la UNDAV e integrante del Observatorio de Políticas Públicas quien brindó detalles del trabajo.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*