Desvalijaron la Orquesta Escuela de Varela

En la madrugada del miércoles, delincuentes ingresaron a la casa de retiros Cura Brochero, en Bosques, donde robaron varios instrumentos musicales de los niños. El refugio está en el Barrio Presidente Perón, mas conocido como “Barrio Pepsi”, poco antes de la Rotonda de Alpargatas, lugar caracterizado por los constantes hechos de inseguridad.

Los delincuentes desamuraron una reja, rompieron la reja de la puerta y entraron al lugar donde guardábamos los instrumentos. Se llevaron 13 violines, 2 violas, 4 violoncellos (marcados a fuego con la sigla “OEFV”), 2 trompetas, 2 trombones, 2 flautas traversas,1 contrabajo 2 bombos, 1 metalofon, 1 xilofon un micrófono y una impresora, en total 28 instrumentos. La magnitud del robo llama poderosamente la atención, debido al peso y la cantidad de los instrumentos robados.

El Padre Lucio, Director de la Casa de Retiros Cura Brochero, manifestó públicamente que “uno los conoce, no les vi la cara en el momento pero mas o menos sabemos quienes son.  Estamos hablando de menores a los conocemos desde chicos. Incluso alguno ha pasado por la casa, ellos la conocen mejor que nosotros, les pedimos que vuelvan y los dejen en la Casa”. Y contó que cuando ingresaron a la Casa tras el robo, “el lugar estaba destrozado, dejaron dos hornallas prendidas y dos hornallas perdiendo gas. Podría haber sido mucho peor”.

Además, el Padre Lucio expresó “es doloroso porque uno sabe la realidad que estamos viviendo, esto no pasa solamente acá, pasa también en las escuelas. La guardia comunal es la única seguridad que tenemos, pero los todos saben cuando vienen y cuando se van”.

El Obispado de Quilmes, por su parte, emitió un comunicado que pide: “Si alguien sabe de una venta de instrumentos en estos días nos avise, quizás sean los nuestros. Y si alguien tiene guardado, en desuso y desea donar instrumentos, insumos (cuerdas, palillos, etc.; no importa que estén usados) piense en nosotros, ya que toda ayuda suma y todo nos sirve. Juntos vamos a devolver a los chicos sus derechos, su música y su alegría de volver a su orquesta”.

Este hecho delictivo se suma a una larga lista de situaciones similares que ha vivido la Casa de Retiros “Cura Brochero” en lo que va del año. Vale aclarar que la Casa de Retiros “Cura Brochero” cumple una labor, no solo espiritual, sino social. Son muchas las iniciativas de educación, de formación y de juego que allí se realizan como una forma de brindar alternativas y oportunidades de desarrollo a miles de niños, jóvenes y adultos durante el año. Asimismo, todo lo que allí se realiza es posible gracias a la colaboración de muchos voluntarios que permiten que todas las actividades puedan brindarse de manera gratuita.

Cualquier novedad que conozcan sobre estos instrumentos piden se la comuniquen a la Casa de Retiros “Cura Brochero” al (011) 4221-9904 o al obispado de Quilmes.

 

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja
1

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*