La tormenta pegó fuerte en Quilmes

 

La tormenta que se desató el sábado por la noche pegó fuerte en el distrito provocando caida de árboles, postes, y múltiples anegamientos.

Distintas unidades de bomberos debieron salir de urgencia para paliar la situación. Los pasos bajo nivel se anegaron y en el bajo vías de Amoedo se detuvo un auto que hubo que auxiliar. El domingo por la mañana, equipos municipales, de bomberos y defensa civil trabajaban en la remoción de un árbol caído de grandes proporciones en Las Heras y las vías y otro en Alberdi y Moreno. Por mencionar apenas un par de incidentes que se repitieron a lo largo y a lo ancho del distrito.

La mayor cantidad de intervenciones de bomberos se produjo entre las 23.15 del sábado y el medio día del domingo. En esta ocasión se trató de trabajar coordinadamente entre las delegaciones y Defensa Civil para liberar accesos.

Hubo una importante aumento en las llamadas al 911 y algunos barrios sufrieron cortes de luz por la caída de postes y cables.

Lamentablemente, la ciudad volvió a evidenciar que no está preparada para este tipo de inclemencias, ya que en pocos minutos las calles se volvieron intransitables por la acumulación de agua y la poca capacidad de drenaje.

Durante la tarde del domingo, podía observarse a simple vista en cualquier barrio de Quilmes la suciedad que se dispersó por las calles a causa de la tormenta.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*